“Narcotráfico hormiga” mueve toneladas en 6 rutas que cruzan la frontera

El comercio de ilegal sustancia evolucionó en los últimos años
“Narcotráfico hormiga” mueve toneladas en 6 rutas que cruzan la frontera

“Narcotráfico hormiga” mueve toneladas en 6 rutas que cruzan la frontera

30 de Junio del 2018 - 11:41 » Textos: Correo » Fotos: Difusión

Mientras el contrabando ingresa al Perú en mochilas y llicllas (tejido usado por mujeres del medio rural para envolver su carga) en la llamada modalidad hormiga, el narcotráfico ha copiado estas mañas y prefiere ingresar droga mediante la misma modalidad hacia Bolivia, desde donde la envía a Europa, Brasil y Chile.

Cifras manejadas por el Ministerio del Interior indican que durante el último año se decomisaron un total de dos toneladas y 435 kilos de droga en la región Puno. Dicha cifra es ampliamente superior a la del año 2012 cuando se incautó 584 kilos. Desde ese año, la cantidad de kilos incautados se disparó.

De ese total del último año, la mayor parte fue de pasta básica de cocaína (PBC ) con mil 553 kilos. La presentación más cara refinada de clorhidrato de cocaína llegó a los 713 kilos de cantidad incautada; en tanto, la marihuana llegó a 168 kilos. Cabe indicar que, agentes antidrogas indicaron que los narcotraficantes prefieren procesar la PBC en Bolivia, donde es mucho más fácil obtener los insumos; sin embargo, recientes operativos pusieron al descubierto lugares de procesamiento en la ciudad de Juliaca.

En la actualidad, tal cantidad de mercancía ilegal ingresa a Bolivia por seis rutas principales (de un total de 34 identificadas).Un informe de la Dirección Antidrogas (Dirandro) detalla: dos de las rutas parten en la provincia de Moho y se dirigen a Pelechuco y Puesto Acosta en Bolivia. Otra de ellas parte en la provincia de Huancané y también tiene como destino Puesto Acosta. Una de ellas, usa la panamericana y parte de Juliaca con dirección a Desaguadero y, la última, parte de Ilave para llegar, igualmente, a Desaguadero, lugar donde cruza la frontera.

El ex jefe de la Macroregión Policial de Puno y Madre de Dios, Roger Tello indicó que las bandas de narcotraficantes “usan personas pero también se detectó droga en camiones cisterna”. Además de ello, se encontró cargamentos de la ilegal mercadería ocultos en muebles, encomiendas, carrocería de vehículos y otros. 

El Ministerio del Interior contó 100 detenciones de personas que trasladaban estupefacientes, la mayoría fingía ser viajeros que tenían la intención de conocer Puno y Bolivia. Es importante mencionar que la gran cantidad de personas que están en un penal por tráfico, son personas de bajos recursos provenientes de Ayacucho, Cusco y Apurimac. 

En la lucha contra el tráfico se habla de “burriers”, pero en la región hay tal cantidad de estos que más se asemejan a una ejército de hormigas que trasladan laboriosamente la mercadería ilegal. Muchas veces su destino es la cárcel; mientras de los “capos” no hay ni noticia.

Lo más leído