Ni una sola gota de lluvia se presentó en el día del concurso de la Candelaria

Sea por bendición o afortunada coincidencia, luego de varios días de cielo gris y lluvias abundantes ayer el cielo puneño estuvo despejado en gran parte del día
Ni una sola gota  de lluvia se presentó en el  día del concurso de la Candelaria

Ni una sola gota de lluvia se presentó en el día del concurso de la Candelaria

11 de Febrero del 2019 - 09:58 » Textos: Correo » Fotos: Difusión

Sea por bendición o afortunada coincidencia, luego de varios días de cielo gris y lluvias abundantes ayer el cielo puneño estuvo despejado en gran parte del día y durante la realización del concurso, desde las 8 de la mañana hasta poco después de las 6 de la tarde, no cayó una sola gota de lluvia en la ciudad de Puno.

Este hecho marcó el día del concurso pues los espectadores pudieron ver cómodamente el espectáculo a diferencia del día del concurso de trajes autóctonos cuando las temperaturas bajaron y muchos no salieron de sus casas y por ende el estadio no se llenó.

En cambio el buen clima de ayer permitió que el estadio se replete por completo durante la mayor parte del día y que los participantes de los conjuntos no vean su presentación empañada por las precipitaciones.

Otro dato que destacar es que el Senhami había pronosticado lluvias intensas durante esta parte del mes; afortunadamente esto no se cumplió y los danzantes pudieron bailar en el pasacalle con toda comodidad.

Además tampoco hubo sol intenso durante el día, pero a pesar de esta situación, fue necesario que los bomberos mojen la pista de presentación e inclusive el público también pidió agua.

Hasta bien entrada la noche el buen clima se mantuvo y fue el marco perfecto para el paso de los conjuntos en el pasacalle posterior al concurso del Estadio Enrique Torres Belón.

Otros que no fueron perjudicados por las inclemencias del clima fueron los comerciantes los cuales pudieron expender tranquilamente sus productos. A todos les fue bien, menos a los vendedores de ponchos de plásticos y paraguas.

Desarrollo. A pesar de la bendición del clima, nuevamente el público,así como danzarines convirtieron algunas calles cercanas al recorrido del pasacalle en urinarios al aire libre y no usaron los baños químicos.

Otro hecho que llamó la atención es que solo dos conjuntos no se presentaron, a diferencia de año anteriores cuando el problema era de más agrupaciones.

Campaña. Otro hecho que no pudo pasar desapercibido es la ausencia de un jurado durante una de las presentaciones. Un usuario de la red social Facebook publico la imagen del lugar del jurado vacío.

En los alrededores del mercado, varias instituciones aprovecharon para realizar labores de promoción.

En el caso de la insititución Devida, desarrollaron la campaña por una festividad sin licor y, en el caso del ministerio de salud, realizaron casos de despistaje de enfermedades venéreas.

Finalmente se debe mencionar que la ruta del pasacalle no estuvo bien definida y muchos conjuntos estuvieron estacados por horas a la salida del estadio Enrique Torres Belón.

Lo más leído