Padre e hijo requisitoriados fueron capturados robando auto mediante el “plumazo”

Vinieron de Cudco con refuerzos para “hacer su agosto” en febrero
Padre e hijo requisitoriados fueron capturados robando auto mediante el “plumazo”

Padre e hijo requisitoriados fueron capturados robando auto mediante el “plumazo”

03 de Febrero del 2018 - 09:33 » Textos: J. Carlos Flores » Fotos: Difusión

Se dice que la educación viene de la casa, pero también puede darse el caso opuesto pues, un padre y su hijo, ambos con requisitoria, fueron capturados cuando procedían a robar un auto en compañía de otro cómplice que también fue atrapado. 

Se trata de Ever Araujo Paredes de 35 años y su padre Francisco Araujo Flores de 55 quienes cayeron junto al prontuariado José David Huamaní Apomayta tras una persecución que se inició cuando los tres mencionados estaban a punto de abrir un auto mediante el “plumazo” (uso de una cinta metálica para forzar la cerradura).

De acuerdo a fuentes policiales, la fiesta de la candelaria había atraído a su banda hacia la ciudad de Puno pues ambos provienen de Cusco mientras que su cómplice, José Huamaní, operaba en varias ciudades del sur. 

De hecho, fue capturado en junio del 2016 junto a los demás miembros de la banda denominada “ Los cerrajeros del sur”.

Los tres llegados fueron detectados por efectivos de la unidad de inteligencia quienes realizaron el respectivo seguimiento durante días hasta que ayer, cerca a las 10 y media de la mañana vieron que los seguidos se acercaron a un auto estacionado en la intersección de los jirones Huancané e Ilave y comenzaron la operación para abrirlo y robar al interior. 

Habían colocado una suerte de taco en la parte inferior de la puerta mientras habían introducido la “pluma” por la parte superior cuando se percataron de la presencia policial.

En ese momento, a los efectivos que iban vestidos de civil no les quedó más que perseguirlos. Por su edad y lentitud, el primero en caer fue Francisco, en tanto a menos de dos cuadras del lugar, fueron capturados sus otros dos cómplices, uno de ellos su bien adiestrado hijo.