Puno: colombiano es acusado de prostituir a ecuatorianas

Fiscal de Trata de Personas intervino para ponerle freno a una posible red internacional
Puno: colombiano es acusado de prostituir a ecuatorianas

Puno: colombiano es acusado de prostituir a ecuatorianas

21 de Agosto del 2017 - 10:14 » Textos: Javier Calderon » Fotos: Difusión

Ya no es una novedad que la ciudad de Juliaca cobija a ciudadanos colombianos y ecuatorianos, quienes han llegado a esta parte del país, no precisamente para ganarse la vida honradamente. En ya varios operativos se ha comprobado que la mayoría de mujeres, por ejemplo, procedentes de los países antes mencionados ejercen el meretricio

Esta situación ha quedado comprobada una vez más la noche del sábado cuando la ecuatoriana, Magaly Guichay Rojas (23), llegó hasta la dependencia de Seguridad del Estado, denunciando haber sido víctima de agresión física por parte de su conviviente Eliecer Perlaza Vivas (27), de nacionalidad colombiana. La mujer aseguró que, su pareja la había golpeado por que estaba siendo obligada a ejercer el meretricio

Esta situación fue comunicada al fiscal de Trata de Personas, Izocimo Cazas Flores, quien dispuso mediante providencia fiscal la ubicación e intervención policial del extranjero denunciado. A las 21:00 horas del mismo sábado se intervino al ciudadano en el inmueble ubicado en el jirón Piérola N°222 de la Ciudad de los Vientos, quien se encontraba además junto a la hija de la denunciante antes nombrada, pernoctando en una sola cama.

Las primeras indagaciones permitieron encontrar al personal policial dentro de las pertenencias del acusado un boleto de viaje de la empresa Cetur a nombre de Verónica Briones León también ecuatoriana, quien al parecer estaría siendo suplantada por una menor de edad, quien también sería obligada al ejercicio de la prostitución por el imputado antes nombrado. El representante del Ministerio Público ya ha iniciado las investigaciones correspondientes para determinar cuál es la real actividad a la que se dedican estos ciudadanos que ahora pululan en los locales nocturnos.