Puno: dramático caso de mujer postrada hace 4 años (FOTOS)

Su cuerpo está inmovilizado a causa de una severa artritis, no tiene para alimentarse ni sustento alguno

13 de Julio del 2017 - 10:10 » Textos: Hugo Supo » Fotos: Correo Puno

La señora Virginia Alca Aroapaza (51) vive en una casa prestada en el sector Cutimbo, ubicado sobre la carretera Puno-Moquegua, camino al distrito de Pichacani Laraqueri. Y allí su situación es dramática, puesto que atraviesa un grave problema de salud que la ha postrado en cama y no puede mantenerse económicamente.

Virginia Alca está inmovilizada prácticamente durante los últimos cuatro años sin que pueda acceder a servicios médicos especializados que la ayuden a salir de su problema.

La mujer ha perdido movilidad en sus extremidades inferiores y superiores, apenas puede mantenerse echada sobre un catre viejo sin mayor remedio.Tiene un hijo de 14 años, quien al no tener padre apenas puede asistir a un colegio secundario de la ciudad de Puno

“Llega a eso de las siete de la noche y no tiene para comer, así nomás se duermen”, dice una vecina de Virginia. Motivada por la solidaridad, la tenientina de Collacachi, Elena Mamani Velásquez, acudió esta semana ante periodistas de diversos medios de comunicación para solicitar intermediación a favor de Virginia Alca.

Así fue que médicos de la Redess Puno la asistieron la tarde del último martes y ayer una ambulancia trasladó a Virginia hasta el hospital de la Ciudad Lacustre, donde quedará internada por los próximos días.

Los médicos adelantaron que Virginia sufre una severa “artritis reumatoidea” y que deberá seguir un tratamiento para aminorar sus dolores.

La señora Elena Mamani hizo un llamado para que las autoridades, empresarios y personas de buen corazón se solidaricen con Virginia Alca. Por ahora, la mujer se encuentra internada en el nosocomio regional, pero quienes tengan voluntad para colaborar con medicinas, alimentos o alguna pensión económica, pueden comunicarse con el número de celular 951487465. El menor hijo también está al desamparo.