Puno pide ser parte de Paltuture

Esto se ha trabajado en un cuarto componente del proyecto Paltiture, pero requiere una incorporación oficial para su ejecución, opinó el especialista.
Puno pide ser parte de Paltuture

Puno pide ser parte de Paltuture

12 de Septiembre del 2018 - 09:38 » Textos: Hugo Supo » Fotos: Difusión

El proyecto de represamiento hídrico alternativo a Paltiture (también conocido como Paltuture) que impulsó el Gobierno Regional de Arequipa fue el de Quebrada Honda, sin embargo, este fue declarado inviable por su elevado costo, lo que revivió la preocupación por el agua en la costa peruana. Hace días, la gobernadora arequipeña Yamila Osorio declaró a la prensa en el sentido de que se debía reimpulsar el proyecto Paltiture. Eso implicaría que las procuradurias del Gobierno Regional de Puno y la municipalidad provincial retiren las demandas judiciales que interpusieron para frenar dicho proyecto. ¿Qué se requiere para retirar la acción de amparo sobre el proyecto Paltiture? Para el coordinador de cuencas de la Gerencia de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente del Gobierno Regional de Puno, Clemente Ayala, existen dos requitos básicos.

El primero tiene que ver con la incorporación de las comunidades puneñas entre los beneficiarios del proyecto, es decir que se debe destinar un presupuesto para proteger, recuperar y conservar el recurso en las zonas altas.

Esto se ha trabajado en un cuarto componente del proyecto Paltiture, pero requiere una incorporación oficial para su ejecución, opinó el especialista. El segundo requisito es que la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) acelere el proceso de demarcación territorial entre Puno y Moquegua, solo así se definirán los territorios y jurisdicciones que están involucrados en estos proyectos. Paltiture implicará un presupuesto de 250 millones de soles, recordó Ayala en Pachamama radio.

Ayala informó que en la gerencia han trabajado estudios preliminares para incorporar el componente que beneficiaría a las comunidades puneñas con la conservación de los ecosistemas altoandinos, la recuperación de las lagunas perdidas, la forestación para mejorar las condiciones económicas, entre otros aspectos. Para este componente se necesitaría al menos 30 millones de soles y beneficiaría a las cuencas Tincopalca, Kemilluni, Pasto Grande y Chaupilluni.

Desayunos de Correo

Lo más leído