Último año de gestión para Iván Flores y no hay obras de envergadura a la vista

Las grandes obras no fueron la marca del encargado del municipio
Último año de gestión para Iván Flores y no hay obras de envergadura a la vista

Último año de gestión para Iván Flores y no hay obras de envergadura a la vista

10 de Enero del 2018 - 12:00 » Textos: J. Carlos Flores » Fotos: Difusión

A menos 10 meses de las elecciones y en el último año de su gestión, Iván Flores está a punto de irse sin dejar una obra de envergadura para la provincia de Puno.

Así lo confirmó el regidor Wilson Salamanca, quien será encargado de la comisión de ingeniería municipal. 

Informó que actualmente están en ejecución 6 obras, de las cuales 5 son de pistas y veredas ( Ricardo Palma, Barrio Manto y otros ) y 1 es de mejora de la infraestructura (cerco perimétrico del terminal terrestre). 

En tanto, está por elaborarse el expediente técnico para la remodelación de la Plaza de Armas de Puno mientras se aprueba el perfil y se ha conseguido un presupuesto inicial para el malecón sur de la ciudad de Puno. 

Otra obra proyectada pero sin inicio confirmado es el Parque de la Familia que se hará en las inmediaciones del malecón sur. 

El regidor indicó que se tiene un presupuesto inicial. Además informó que para este año el presupuesto aproximado es de 50 millones de soles de los cuales se destinarán 12 millones para la ejecución de obras de inversión.

Cabe mencionar que para la ejecución del malecón sur, parque de la familia y remodelación de la plaza de Armas se necesitan al menos 100 millones de soles que el gobierno municipal no puede financiar sino que debe gestionar ante el gobierno central. 

La otra gran promesa de Iván Flores fue la construcción de las plantas de tratamiento para las cuales recientemente se anunció una nuevo cronograma, es decir , se postergó nuevamente. 

Cabe mencionar que en el último año de gestión, se estila que los gobernantes de turno se aboquen a apoyar indirectamente a un candidato o empujar para su reelección o que usualmente retrasa la ejecución de obras y perjudica la transparencia, esto tal como se ha observado en los últimos años.