Vigilante de banco es acusado de cobrar para facilitar asalto

Vigilante de empresa G4S de Scotiabank recibió 10 mil soles por informar sobre el millonario retiro
Vigilante de banco es acusado de cobrar para facilitar asalto

Vigilante de banco es acusado de cobrar para facilitar asalto

27 de Enero del 2018 - 10:01 » Textos: Lourdes Calla » Fotos: Difusión

El trabajo de inteligencia desarrollado por agentes del Departamento de Investigación Criminal (Depincri), hizo posible desarticular la presunta banda de asaltantes denominada “Los malditos de la moto” y se detuvo a siete personas que habrían participado del asalto y robo a una pareja de mineros, a quienes les arrebataron 180 mil soles.

Entre los detenidos están un agente de seguridad de un banco, un trabajador presuntamente de las tiendas Ripley y trabajadores del área de productos.Algunos detalles de la denuncia hecha por los agraviados, fueron la clave para ubicar y capturar a los malhechores. Inicialmente de capturó a Pedro Miguel Villalva Román (33) el que habría cobrado 10 mil soles para informar a los delincuentes desde el Banco Scotiabank, cuando salieron los mineros con el dinero. El pago ilegal estaba en su vivienda.

El vigilante se encontraba acompañado de Abad Calsín Calsín (40), los dos se desplazaban por la avenida Jorge Chávez. Continuando con las investigaciones se dio con el paradero de Jesús Luar Chávez Vásquez (33), Wilbert Mario Quintanilla Criollo (49), Jesús Nazaret Rojas Regalado (28), José Antonio Vásquez Manzo (45) y Wilfredo Quintana Loayza (38), los que estaban libando cerveza por inmediaciones de la Piscina Municipal, dos de ellos aceptaron su participación en el atraco.

Durante el registro domiciliario de los intervenidos, se encontró municiones, cascos, prendas oscuras; lo que no se halló son armas y las motocicletas usadas para perpetrar el último asalto, donde balearon a dos personas.

Los agraviados participaron de la diligencia de reconocimiento de rueda en la dependencia policial, donde pudieron identificar plenamente a los siete intervenidos como los autores, principalmente al vigilante de la empresa de seguridad G4S Miguel Villalba Román (33).

Fue el vigilante quien tomo la fotografía al vehículo de los agraviados al salir de la entidad bancaria.Además reconocieron los dos cascos de color rojo y negro que fueron encontrados en el registro domiciliario de los detenidos y las prendas oscuras que vestían durante el asalto ocurrido el jueves último.

El General PNP César Benítes Legoas, jefe de la Macro Región Policial Puno - Madre de Dios, en una conferencia de prensa, indicó que tres de los detenidos aceptaron su participación, mientras que la responsabilidad de los demás se encuentra en investigación.“Sabemos que Juliaca ha estado últimamente azotada por los actos delincuenciales, por eso yo me reuní con los oficiales de cada unidad y he dispuesto que se pueda fortalecer las acciones para combatir la delincuencia esta es solo una banda y seguimos investigando”, sostuvo.

Agregó que aparte de esta existiría otra banda que viene operando en Juliaca, debido a la frecuencia con la que se estuvo registrando los asaltos, para ello pidió un poco más de tiempo.Los detenidos en las próximas horas serán puestos a disposición del Ministerio Público, Yober Chaiña Mamani de la Primera Fiscalía Corporativa de San Román viene llevando el caso y será el que determine si solicita o no prisión preventiva, la situación legal de los siete detenidos se definirá entre hoy y mañana.

La Asociación de Comerciantes del Centro Comercial N° 2 y calles adyacentes, ha presentado un memorial dirigido al alto mando, con la finalidad de pedir más seguridad, debido a los últimos hechos delincuenciales.

En el documento los mercaderes cuestionan el actuar de la Policía Nacional, también piden una audiencia con el jefe policial para hacer sus pedidos personalmente. “Estamos cansados que la delincuencia gane terreno y la Policía quede relegada, ya no podemos vivir tranquilos, estamos con el temor que nos maten”, acotó uno de sus representantes que se aproximó ayer a la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia.

A la sede policial también llegó un grupo de familiares de los acusados, argumentando su inocencia, aunque estos se negaron a declarar públicamente, acusaron a la Policía Nacional, agraviados y medios de comunicación de adelantar juicio, cuando aún no existen medios probatorios.“Uno de ellos estaba conmigo el día del asalto, cuando los liberen no saben el proceso judicial que les espera “, advirtió uno de los parientes.