Abandono y clima empeoraron colegio de Susapaya

Consejero Castro dice que se necesitará más tiempo y dinero para completar obra y el mantenimiento

14 de Marzo del 2018 - 09:54 » Textos: Redacción Tacna » Fotos: Correo

El consejero regional Charles Castro Cruz, quien en el inicio de clases escolares en todo el país, el pasado lunes 12 de marzo, visitó la institución educativa Mateo Pumacahua de Susapaya, dio a conocer que la infraestructura de este colegio empeoró tras ser abandonada el 28 de junio del 2016, cuando el Consorcio Susapaya paralizó la obra dejando un pendiente del 8%.

Manifestó que en dos años la inclemencia del tiempo y el clima deterioraron los trabajos culminados, de los que también presume no estaban ejecutados con las mejores condiciones ya que aseguró que encontró una serie de deficiencias.

DEFICIENCIAS. Junto a la Fiscalía y padres de familia, en su recorrido por el local, primero encontraron lo de siempre: algunos ambientes sin ventanas y sin los marcos, igual con las puertas en ciertos ambientes. “Pero también hay ambientes con puertas que presentan grietas, están malogradas”, contó.

De los techos que tenían cielo raso, dijo que en algunos casos no se terminó de colocar y en otros, el material que cubre la parte exterior se desprendió y los materiales están tirados en el piso. “Se nota la calamina porque el material que colocaron no es el adecuado para el clima de la zona”, comentó anotando que los pisos también se desprendieron.

En la inspección a los servicios higiénicos encontraron que los inodoros están juntos entre sí, sin que haya una división para la privacidad de cada estudiante que los utilice para sus necesidades básicas. “Esto obedece a un tema técnico, los servicios tienen que ser usados de forma personal y no grupal, además no cuentan con agua y desagüe”, aseveró.

Sobre los mobiliarios, dijo que están arrinconados y en malas condiciones, así como la malla raschel que colapsó por los fuertes vientos.

Para el programa de Qali Warma mencionó que no hay una cocina y un comedor adecuado con todos los requerimientos. “El espacio es un desastre porque aún tiene materiales para la construcción, parece que fue el almacén de la obra, y además le faltan ventanas y el acondicionamiento para que funcione una cocina”, recriminó.

CONDICIONES. “Todas estas cosas no permiten condiciones adecuadas para que los escolares inicien sus clases”, advirtió Castro, anotando que el GRT trasladó módulos al local escolar para que ahí los estudiantes empiecen sus labores pero replicó que eso no es lo que demandan los pobladores y en especial los padres de familia.

Cuestionó que el problema se acrecentó porque no solo se debe terminar el 8% restante sino hacer un mantenimiento para reparar las malas condiciones en la que está la obra.

Lo más leído