Contraloría observa riesgo por no disponibilidad total de tierras para Vilavilani

Revelador documento refiere que detectó hechos que ponen en riesgo el resultado del proyecto
Contraloría observa riesgo por no disponibilidad total de tierras para Vilavilani

Contraloría observa riesgo por no disponibilidad total de tierras para Vilavilani

24 de Noviembre del 2017 - 08:17 » Textos: Redacción Tacna » Fotos: Correo

La Contraloría General de la República no solo observó la licitación pública para la construcción del canal de conducción Vilachaullani, Calachaca, Chuapalca del proyecto Mejoramiento y Ampliación de la provisión de agua para el desarrollo agrícola en el Valle Tacna Vilavilani II Fase I, sino que detectó la no disponibilidad física de la totalidad de los terrenos para su ejecución.

Así lo da a conocer el Informe de Acción Simultánea N° 612-2017 que la Contraloría Regional Tacna hizo del 11 de octubre al 14 de noviembre para verificar si el proyecto se realiza de acuerdo a la norma.

RIESGO. El documento refiere que detectó hechos que ponen en riesgo el resultado del proyecto. El primero es la no disponibilidad de tierras donde se construirá el canal a través de servidumbres, lo que podría conllevar a ampliaciones de plazo con mayores gastos generales a favor del ejecutor y supervisor, advierte el ente a través de su evaluación.

Este mismo detalla que al revisar el expediente del proyecto, encontraron el documento “Gestión de Riesgos en la Planificación de la ejecución de la obra”, en cuyo anexo N° 3 se incluye el riesgo “Expropiación de Terrenos donde se emplazará la obra”, el cual fue asignado al PET, el mismo que para su mitigación estableció: “Efectuar el saneamiento físico legal del terreno con implantación de servidumbre voluntaria o forzosa del trayecto de la obra antes de iniciarla”.

Contraloría indica que el 18 de octubre solicitaron al PET los contratos de servidumbre, pero el 31 de octubre el exgerente general Luis Orbegoso respondió que es necesario efectuar las acciones necesarias porque se agotaron las invitaciones con los predios privados y la comunidad Maure y Coracorani, reconociendo que no se llegó a un acuerdo con las partes.

Incluso muestra un cuadro que detalla que la Comunidad de Kovire-Chilicolpa u el Fundo Rústico Challapalca o Ancuyo tiene acta de aprobación de la autorización del paso del canal y ejecución de la obra, mientras que el Fundo Rústico Mamuta, Comunidad de Maure, Fundo Rústico Taruco y Fundo Rústico Tilicahuani tiene servidumbre forzosa trámite del expediente ante la autoridad local del agua.

Ante esto, Contraloría menciona que esta situación no es concordante con la Ley de Contrataciones del Estado, recordando que las entidades están obligadas a obtener las servidumbres para la correcta ejecución de la obra, debiendo cumplirla con anterioridad a la convocatoria.

ACTAS. Además resalta que las actas de aprobación no garantizan la disponibilidad de los terrenos por no ser actos jurídicos. Asimismo, dice que el PET estableció la necesidad de contar con los contratos de servidumbre antes del inicio de la obra.

Anotan que si bien las bases integrada contemplan la entrega parcial de terrenos, el cronograma de ejecución de obra no lo considera sino que está en forma global, lo cual recalca no concuerda con las normas y además ocasiona el riesgo de que se presenten atrasos y/o paralizaciones de obra no atribuibles a la contratista, que podrían conllevar a ampliación de plazo con pago de mayores gastos generales.