Denuncian condiciones deplorables en el teatro

Carece de agua potable permanente, parrilla de luces, equipo de sonido y parquet del piso está levantado
Denuncian condiciones deplorables en el teatro

Denuncian condiciones deplorables en el teatro

03 de Abril del 2018 - 11:30 » Textos: Redacción Tacna » Fotos: Correo

Indignado por la situación en que se encuentra la primera casa de las artes escénicas, el Teatro Municipal de Tacna, así se halla el productor audiovisual Carlos Vera Munarriz quien enumeró una lista de las deficiencias que lo aquejan.

Según el también integrante del grupo-taller de Teatro “Más de Nosotros”, lo más lamentable es que el recinto administrado por la Municipalidad Provincial de Tacna no cuenta con servicio permanente de agua potable, por lo que los espectadores, hombres y mujeres, deben ingeniárselas para utilizar el baño.

En el colmo de la osadía, el 27 de marzo en que se celebró el Día Mundial del Teatro, para tratar de subsanar dicha deficiencia la MPT colocó un tacho de basura conteniendo agua y un balde para que sea utilizada por los asistentes en los servicios higiénicos

CALAMITOSO. “Es increíble que una cantina de mala muerte, hasta una fiesta cortamonte o yunsa, ofrezca mejor salubridad que el principal espacio de artes escénicas de la ciudad, y encima, ni siquiera se les ocurre colocar un recipiente nuevo”, reclamó muy airado el conocido productor.

Pero el agua no sería el único problema. Vera contó que el Teatro tampoco cuenta con una parrilla propia de luces ni equipo de sonido. Estos tienen que ser alquilados a personas externas cada vez que se requiere organizar un espectáculo.

Asimismo las tablas del escenario de tanto clavarse y desclavarse lucen deterioradas y causa que los artistas se astillen los pies. Por otro lado el piso de madera de la sala de ensayos se está levantando y el ambiente se encuentra protegido solo con un triplay.

Vera hizo un llamado para cambiar esta situación, la cual desde su punto de vista es utilizada por la MPT solo para generar ingresos con el alquiler a imitadores de cantantes que pisotean las butacas y se cuelgan de las columnas, los concursos de belleza y a sectas religiosas, eventos que no tienen mucho que ver con el arte y la cultura.

Ojo en Familia

Lo más leído