Esta la historia del cevichero más popular del Cono Norte de Tacna

Más conocido como "Popeye" es un exmarino que conquista a diario el paladar de sus exigentes clientes siendo calificado por muchos como el rey del ceviche, dado que hasta su puesto de venta en el distrito Ciudad Nueva acuden hasta turistas chilenos, únicamente para probar su buen sazón.
Esta la historia del cevichero más popular del Cono Norte de Tacna

Esta la historia del cevichero más popular del Cono Norte de Tacna

04 de Abril del 2016 - 10:41 » Textos: David Chevez » Fotos: Correo

Su popularidad ha calado tanto en los últimos años, que quien no sepa de él y lo que ofrece a los comensales, es porque no ha recorrido los distritos de Tacna para conocer sus bondades. Se trata de “Popeye”, cuyo nombre es Juan de Dios Jahuira Huerta.

Este personaje que en su juventud logró enrolarse en la Marina de Guerra del Perú a pesar de su baja estatura, es un emprendedor gastronómico especializado en la preparación del plato bandera del Perú que conquista a quien lo prueba, motivo por el cual es considerado el rey del ceviche del Cono Norte de la Ciudad Heroica.

¿Desde cuándo está en el rubro? Desde 1995, luego que fracasara como comerciante llevando mercadería de Arica a Lima. Como sabía de todo lo que es la pesca al haber estado en la Marina además de haber sido pescador, decidí junto a mi esposa iniciar este negocio, teniendo nuestro primer local en el centro comercial Túpac Amaru donde preparaba el ceviche a base de marisco, lapa, jaiba y pulpo.

¿Porqué dejó aquel local? Para estar cerca de mi casa. Nos instalamos en los exteriores del mercado Ciudad Nueva donde permanecemos hasta la fecha. Aunque posiblemente pude haber crecido más si me quedaba, aquí tengo a mis clientes fidelizados.

¿Estuvo en la Marina? Nadie me cree, como me ven, pero sí. Ingresé a la Marina de Guerra del Perú a los 17 años tras haber sido seleccionado de un grupo de 1200 jóvenes de Lima y Callao. Aquellos años yo trabajaba en un restaurante de Lima cuyo propietario era un ayacuchano llamado Gumercindo Guardia. Al local siempre venía un marino a comer e inspiraba respeto y admiración,al ver cómo era, me propuse ser también marino.

¿Qué hizo para lograr ese anhelo? Aquel joven marino se convirtió en mi amigo y me regaló un libro con todo lo que se debe saber de la Marina. Me puse a estudiarlo en mis ratos libres hasta que llegó el momento de postular. Me inscribí, reuní los requisitos que pedían y logré pasar el examen junto a otros 500 jóvenes a pesar que yo era el más chiquito, por eso siempre digo que ¡Querer es Poder!

¿Cómo llegó a Lima? Mi historia comienza a los siete años, cuando salí de Yunguyo (Puno) para irme a Lima, donde uno de mis tíos me dejó empeñado a una familia para que trabaje gratis pero aprendí sobre la cocina criolla y arequipeña. Estuve ahí hasta los 14 años sin recibir pago alguno, hasta que una vez junto al hijo de esta familia nos fuimos al Estadio Nacional para ver un partido. Estando ahí me perdí y un señor que me vio deambulando me propuso un empleo.

¿Qué empleo? Me dijo que trabaje para él en su restaurante, comencé a ganar dinero, la primera noche obtuve 450 soles de pago. Me pagaba el 10% de todo lo que vendía y llegué a ganar hasta 1000 soles. Me retiré del trabajo tras ingresar a la Marina.

¿Porqué dejó la Marina? Al cumplir mis dos años de servicio a la Patria por recomendación de mis superiores iba a ingresar a la Escuela de Técnicos para ser suboficial de Marina, pero ese año mi padre falleció y tuve que regresar a mi tierra. Ya no pude regresar porque tenía que ayudar a mi mamá.

¿En la Marina aprendió sobre la pesca? Sí, porque yo estaba asignado en la Capitanía de Puerto donde nosotros controlábamos las actividades que hacían los pescadores. Además estando en la Marina aprendí a nadar y bucear, por eso es que años después de que mi padre falleció me dedique a la pesca de manera artesanal desde Llostay hasta Morro Sama, porque aprendí que mejor es tener tu propio empleo que depender de otros.

¿Cómo aprendió a preparar ceviche? Tras mis faenas de pesca, yo dejaba mis productos en los restaurantes de la ciudad, donde tenía que quedarme esperando a sus dueños para que me paguen. En ese tiempo veía como los cocineros preparaban este plato y así aprendí. En conclusión rescaté de cada uno de ellos lo mejor para hacer mi propia receta. Actualmente vendo más de 300 platos al día, pero los domingos es el doble.

¿Cual cree que es su secreto? Preparar el ceviche con mucho cariño, utilizando insumos de calidad ya que al ser un negocio familiar, nosotros mismos vamos a escoger los ingredientes por eso es que hasta los chilenos vienen a comer aquí.

Lo más leído