Exigen incremento de sueldos y nombramiento

Protestantes refieren que montos de remuneración no se han elevado desde hace más de 20 años
Exigen incremento de sueldos y nombramiento

Exigen incremento de sueldos y nombramiento

08 de Noviembre del 2017 - 05:24 » Textos: Redacción Tacna » Fotos: Correo

Los trabajadores de la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann (UNJBG) realizaron ayer un “plantón” en la puerta principal de ingreso situada en la avenida Miraflores, exigiendo al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y gobierno central el incremento de sus remuneraciones.

A través de un alto parlante, uno de los manifestantes indicó que desde hace veinte años no reciben un incremento sustancial de sus haberes.

La huelga a la que se plegaron varios trabajadores la acatan cerca de una treintena de agremiados.

El ingreso al recinto de educación superior se vio restringido, sin embargo, los estudiantes ingresaban al local.

En una pancarta, los protestantes hicieron un comparativo de sueldos entre los trabajadores del MEF y de la UNJBG y detallaban que, por ejemplo, una secretaria gana 4 mil 500 soles y una persona que cumple la misma función en la universidad solo percibe una remuneración de 850 soles. 

Un especialista administrativo del MEF gana 7 mil soles, mientras que un especialista administrativo de la UNJBG solo gana 985 soles, mostrando una diferencia abismal de salarios por el mismo trabajo desempeñado.

Más temprano, la puerta de vehículos de la UNJBG, ubicada en la avenida Jorge Basadre Grohamnn permaneció cerrada por minutos impidiendo el acceso a vehículos, sin embargo, el acceso a unidades se normalizó con el transcurso de las horas.

Con arengas y golpeando la puerta de la universidad, los protestantes gritaban a viva voz: “Abajo el gobierno de PPK y abajo gobierno incapaz”. “El problema no es el rector, los alumnos o nuestros compañeros de trabajos, el problema es el Gobierno central”, dijo Esteban Vera, secretario del Sutuntac.

Medidas. Relataron que radicalizarían sus medidas de protesta debido a que su pliego de reclamos no son atendidos ni escuchados por el gobierno central. Un contingente de la Policía se apersonó a la puerta de ingreso de la UNJBG para garantizar el orden y seguridad pública.