Hallan a funcionarios ediles departiendo en restaurante en horario de trabajo

Los funcionarios de la comuna Alto de la Alianza fueron sorprendidos departiendo con comida, pero luego se retiraron y la Policía levantó un acta de constatación a pedido de un regidor

11 de Abril del 2018 - 20:08 » Textos: Correo » Fotos: Correo

Policías de la comisaría de Pocollay pasado las 11 h acudieron al restaurante La Glorieta de Pocollay, en Tacna, luego que el primer regidor de la Municipalidad de Alto de la Alianza (MDAA), José Huamán Flores, denunció que trabajadores de su comuna fueron sorprendidos departiendo en dicho establecimiento en horario de trabajo y utilizaron vehículos municipales para movilizarse.

Según el regidor Huamán, y consta en un acta de constatación policial, en dicho local estaban el gerente municipal Luis Castrejón Chávez, junto a unos funcionarios y servidores de la gerencia de Desarrollo Urbano, ingenieros Deyvis Chino, Edwin Illachura, Luis Loyola, arquitecta Miriam Mamani, empleado Raúl Corrales.

Mientras tanto policías refirieron que los antes nombrados compartían un desayuno en dicho restaurante, al que luego también se hicieron presentes como testigos los regidores de la MDAA, Marisol Huanacuni, Henry Choque, Raúl Apaza, Rubén Espezúa y Arnold Calli, y el subgerente de Recursos Humanos de esa comuna, Edilberto Calderón Urriola.

Los trabajadores encabezados por Castrejón alegaron que estuvieron haciendo trabajo de campo desde muy temprano, e hicieron un alto en dicho local para tomar un desayuno. También dijeron que tenían boletas de salida del centro laboral, pero no los mostraron.

El jefe de Recursos Humanos, Edilberto Calderón, indicó que llegó al lugar convocado por los regidores, y solicitaría copia de los documentos elaborados por personal de la comisaría de Pocollay, para una investigación y posible sanción administrativa.

El regidor denunciante, José Huamán dijo que tales permisos de salida por la supuesta comisión de servicios no existirían, ya que esas boletas los firma el jefe de personal (Calderón), quién no aseguró haber autorizado el permiso.

“Ahí estaban el gerente municipal Luis Castrejón, el gerente y subgerente de obras, esos que debían estar trabajando. Si querían hacer una reunión, debieron hacerlo en una oficina de la comuna, y debe esclarecerse”, dijo.