Hombre en estado de ebriedad se duerme en rieles de tren y pierde un brazo

Accidente se produjo en el sector Viñani del distrito Albarracín, por donde transcurre la línea férrea del tren Tacna-Arica

12 de Abril del 2018 - 15:49 » Textos: Correo » Fotos: Correo

Un hombre ebrio salvó de morir aplastado por una locomotora en la asociación Villa El Salvador del distrito Gregorio Albarracín, y en el hospital Hipólito Unanue tuvieron que amputarle el brazo izquierdo que había quedado destrozado.

El hecho se registró la noche del miércoles, cuando Jaime Monasterio Montoya (35), en estado inecuánime, habría pretendido retirarse a su casa para descansar luego de estar departiendo con unos amigos, pero en el trayecto se quedó dormido sobre los rieles del tren Tacna-Arica, en un sector bastante oscuro del sector Viñani.

Según las investigaciones, el accidente de tránsito se produjo a las 19:30 h, cuando la maquinaria se desplazaba por esa vía en sentido de sur a norte, y el maquinista al darse cuenta de un obstáculo en la vía, logró frenar el vehículo para tratar de evitar un choque, pero luego constató que se trataba de un hombre quién yacía en la parte baja.

Los vecinos se percataron del hecho y alertaron a los serenos, policías y bomberos. Rescatistas luego realizaron una ardua tarea para retirar al accidentado, quién estaba con vida, sangraba profusamente y había quedado atrapado entre la estructura de fierro de la parte inferior de la maquinaria y el suelo.

Hasta el lugar llegó una hermana del accidentado, quién dijo que Jaime Monasterio se dedicaba a labores de construcción civil y otros múltiples oficios. La familiar luego en el nosocomio autorizó para que practiquen una intervención quirúrgica a su hermano y le salven la vida.

El director regional de Salud, Claudio Ramírez Atencio, también acudió al servicio de Emergencia del hospital Unanue para indagar por la situación del paciente; luego dijo que Jaime Monasterio estaba delicado, y tenía una lesión traumática en el miembro superior izquierdo y debían operarlo para controlar la hemorragia. 

Esta mañana se conoció que al paciente le amputaron el brazo izquierdo, desde la altura del hombro, ya que había quedado destrozado por el atropello, pero su salud estaba controlada.

Ramírez indicó que el tren tendría un seguro contra accidentes de tránsito, pero la atención al paciente se hizo sin esperar la confirmación de ese seguro, porque la prioridad fue salvar una vida.

Lo más leído