Joven arrastrado por huaico sobrevivió tomando su orina y agua sucia que juntaba

Confesión lo hizo a su madre, después de ser rescatado con vida tres días después de desaparecer, y ahora se encuentra en plena recuperación en el hospital Unanue de Tacna

12 de Febrero del 2019 - 20:28 » Textos: Correo » Fotos: Correo

El agricultor y ganadero Yumer Catacora Ninaraqui (19), quién después de tres días fue hallado con vida del huaico que arrasó con el Centro Poblado Mirave, en la provincia Jorge Basadre, sobrevivió gracias a su juventud y consumiendo sus orines y el agua turbia del aluvión para saciar su sed y no deshidratarse. 

Dicha confesión lo hizo a su madre Agripina Ninaraqui, con quién habló cuando fue trasladado a la ciudad de Tacna e internado en el hospital Hipólito Unanue. La mujer de condición humilde contó el conmovedor episodio del menor de sus 5 hijos.

Según Agripina Ninaraqui, Yumer le dijo que estuvo ordeñando vacas con su padre Mariano Catacora Huaca (60), y ambos fueron sorprendidos por el huaico.

“Mi hijo me contó que fue arrastrado por el huaico y luego pudo colgarse en un árbol, donde permaneció aferrado hasta el amanecer del día siguiente y sin recibir ayuda”, indicó.

Yumer refirió a su madre que luego se soltó del árbol de sauce y se dejó arrastrar por el agua con lodo, se mantenía a flote para no ahogarse, y logró llegar cansado hasta un sector donde permaneció horas y horas a punto de desfallecer.

Después utilizó una botella tipo “pepona” para recoger el agua del huaico, logró asentar parte del barro y se lo tomaba; también en esa botella recibía sus orines y se lo ingería.

Ninaraqui indicó que los habitantes del campo suelen emplear el orín como remedio casero, para limpiar heridas y superar dolores en el estómago, y de ello se habría acordado su hijo.

La agricultora Agripina antes del mediodía partió a Mirave con el féretro de su esposo Mariano Catacora Huaca (60), quién falleció por la avalancha que arrasó el poblado de Mirave.

Los restos sin vida del sexagenario fueron hallados el mismo día que encontraron vivo a su hijo Yumer, sumiendo en tristeza y dolor a la familia Catacora Ninaraqui. Desde la morgue de Tacna indicaron que Mariano Catacora falleció por politraumatismo por huaico.

Agripina Ninaraqui pudo sepultar a su cónyuge Mariano gracias al apoyo de la empresa Funeraria Podestá, al recibir la donación de un ataúd y un servicio de traslado gratis hasta Mirave. Por la noche la mujer retornó a Tacna y se dirigió al hospital Unanue, para estar cerca de su hijo Yumer.

Lo más leído