La historia de una de las mejores raquetas de Tacna (Entrevista)

Helfer Jesús Loayza Chipana teniendo 65 años de edad, Loayza no ha perdido esa magia para manipular la raqueta y continuar dándole alegrías al pueblo tacneño.
La historia de una de las mejores raquetas de Tacna (Entrevista)

La historia de una de las mejores raquetas de Tacna (Entrevista)

11 de Septiembre del 2015 - 09:40 » Textos: Eraida Ramos » Fotos: Diario Correo

Si retrocediéramos a los años de oro del tenis tacneño, probablemete nos haga recuerdo a nombres como Abelardo Chuquín Salas y de manera especial a los Loayza, una familia que de generación en generación a ido cultivando la práctica del tenis, hasta crear a uno de los campeones nacionales que tuvo Tacna durante su historia como lo fue Helfer Jesús Loayza, allá por los años 60. 

Actualmente teniendo 65 años de edad, Loayza no ha perdido esa magia para manipular la raqueta y continuar dándole alegrías al pueblo tacneño, ya que hace unas semanas se consagró en el Campeonato Internacional de Tenis que, se desarrolló en Asunción-Paraguay y promete seguir celebrando victorias porque para él, el tenis “es un deporte para toda la vida”.

¿Cómo así cultivaron en usted la práctica del tenis? 

Desde muy pequeño fui alentado por mi padre Víctor Loayza Cano quien poco a poco fue desarrollando en mí un amor muy fuerte por el tenis. Se podría decir que empecé a los 6 años haciendo pared hasta que crecí y conocí a grandes personajes como Abelardo Chuquín Salas.

¿Abelardo Chuquín Salas también formó parte de su desarrollo en este deporte?

Si, al profesor Abelardo Chuquín le tengo una gratitud enorme porque fue él quien hizo todo lo posible para que yo asistiera a los torneos nacionales, ya que tenía buena comunicación con la Federación Peruana de Tenis, asimismo gracias a sus clases, su sapiencia y apoyo reiterado de mi señor padre, pude traer a Tacna el primer título nacional en nuestra historia en el año 1965 cuando tenía 14 años. Luego también conseguí un nuevo campeonato nacional en 1967.

¿Qué es lo que más recuerda de aquellos tiempos?

El apoyo de mi padre, porque hubo un tiempo en el que decidí abandonar el tenis porque estaba estudiando para ser profesor, pero gracias a su insistencia continué. Recuerdo que cuando gané uno de los títulos nacionales, al bajar del avión y ver la gran cantidad de gente me acerqué a mi padre y le dije: “esto te lo debo a ti y es para ti”.

¿Tuvo la oportunidad de formar parte de la selección nacional? 

Si, ese derecho me lo había ganado cuando me consagré campeón, pero a causa de malas coordinaciones no formé parte ni representar al Perú en un Sudamericano que se iba a realizar en Barquisimeto-Venezuela, pese a que me habían convocado. Después de todo avocado a mi carrera como docente dejé las competencias como 15 años, más no de practicar.

Entonces ¿cuándo decidió volver a las competencias?

Cuando mi sobrino, Renato Loayza llegó de Miami para vivir a Tacna, el fue el segundo campeón nacional que tuvo Tacna. Cuando llegó trajo nuevas ideas, nos impulsó a unos amigos y a mí a participar en torneos senior y máster.

¿En qué torneos participó?

En el Senior ITF en Santa Cruz-Bolivia donde tuve una destacada participación, y el que más recuerdo, el campeonato senior en Asunción-Paraguay donde en una final angustiosa pude vencer a un brasileño. Este tipo de competencias, pese a que el estado físico no sea el mismo de nuestra juventud, aquí se reúnen las viejas glorias a nivel mundial y eso es el atractivo.

¿Qué proyectos tiene para promover el tenis en Tacna que últimamente ha decaído? 

Difundir la práctica del tenis y mejorar las canchas.

¿Qué requisitos s debe cumplir para ser tenista?

Deseos de aprender y la tranquilidad porque no es un deporte de inmediatez.