"Si los funcionarios reciben sobornos, Dios los castigará"

Blas Mamani anuncia que convertirá parte de la Av. Basadre en zona rígida para evitar que taxistas se estacionen frente a las cantinas
"Si los funcionarios reciben sobornos, Dios los castigará"

"Si los funcionarios reciben sobornos, Dios los castigará"

16 de Febrero del 2018 - 10:08 » Textos: Redacción Tacna » Fotos: Correo

El alcalde del distrito de Pocollay, Blas Mamani Inquilla manifestó que parte de la avenida Jorge Basadre será convertida en zona rígida con la finalidad de “secar” a los “chupines” y erradicar la presencia de taxistas que movilizan y traen parroquianos a dichos locales dedicados a la venta de licor.

“ A partir de hoy lo que estaba en azul se pintará de amarillo y se declarará como zona rígida la avenida Jorge Basadre. Con esto la Policía podrá ayudarme a erradicar a los taxistas que se estacionan frente a estos locales y les brindan sus servicios”, expresó.

CAMBIO. Al ser consultado sobre las declaraciones del primer regidor Víctor Chino Chino quien dijo que los funcionarios de Pocollay no sirven para clausurar “chupines”, Mamani respetó la posición y crítica de su concejal, pero le recordó que en enero cambió a la mayoría de gerentes de sus puestos.

“Cada uno tiene su posición, pero yo ya les había comentado que es difícil cerrar estos locales, los multan y cambian de promotor, cambian, cambian, cambian y también esta esa barrera burocrática del Indecopi que los defiende”, expresó la autoridad.

Le preguntamos sobre lo que declaró su regidor Chino quien deslizó la posibilidad que los funcionarios recibirían una “bolsa” por parte de los dueños de los bares para evitar el cierre de sus locales. Ante esta interrogante Blas Mamani, en un primer momento descartó que sus funcionarios reciban sobornos.

“No creo que eso esté pasando, tengo una funcionaria mujer y no creo que se preste. Bueno, pero yo no soy nadie para decir eso, solo Dios nos ve. Si el funcionario o alguien este metido en eso los va a castigar”, expresó al tiempo de indicar que no pondría sus manos al fuego por sus funcionarios de confianza. Más adelante Mamani acotó que la comuna emitió autorizaciones para que los locales operen como restaurantes, sin embargo solo lo usan de fachada y venden licores. “Esto no solo pasa en Pocollay, en la provincial también deben tener el mismo problema”, subrayó.

Lo más leído