Alarma por casos de leptosirosis en Tumbes

Realizan trabajos de desinfección en el centro de salud de Corrales.
Alarma por casos de leptosirosis en Tumbes

Alarma por casos de leptosirosis en Tumbes

21 de Diciembre del 2017 - 12:28 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

Durante las últimas semanas se han reportado 200 casos probables de leptospirosis, así lo revela un informe elaborado por la Dirección Regional de Salud (Diresa). Si esos casos se llegan a confirmar, la cifra de pacientes con dicha enfermedad aumentará considerablemente, teniendo en cuenta que en lo que va del año hay 272 casos confirmados. 

Hasta la semana epidemiológica N°45 se habían reportado 776 casos, entre probables y confirmados; mientras que en la semana N°48 la cifra aumentó a 976.

El Instituto Nacional de Salud (INS), unidad adscrita al Ministerio de Salud (Minsa), es el encargado de realizar los análisis de los casos probables de leptospirosis, así como de enfermedades metaxénicas (dengue, zika y chikungunya), para ello las muestras de sangre son enviadas al INS, en Lima, por lo que a veces los resultados definitivos suelen demorar más de dos semanas en ser regresados hasta el departamento de Tumbes, para continuar con el tratamiento.

BROTE. Cerca de la quincena de noviembre la Defensoría del Pueblo detectó 19 casos de leptospirosis en el distrito de Corrales, Tumbes. Se confirmó que 11 personas eran trabajadores del propio establecimiento médico de Corrales y 8 eran usuarios. Además, dentro de las personas infectadas habían 3 gestantes y una madre en periodo de lactancia.

Este hecho fue muy preocupante, ya que durante la inspección al establecimiento médico se encontraron residuos fecales de roedores y, posteriormente, con la intervención del personal de Salud Ambiental, se logró confirmar la existencia de ratas en el establecimiento médico.

“La presencia de roedores aumenta las probabilidades de que se registren casos de leptospirosis”, advierte el director de Salud Ambiental, Miguel Fernández Flores.

El funcionario explica que si una persona está en contacto con los desechos de los roedores puede contagiarse de leptospirosis.

“Si uno tiene una herida cortante o ingiere agua contaminada con residuos fecales de roedores corre el riesgo de sufrir la enfermedad”, comentó Fernández.

Una vez conocido el caso de Corrales, el equipo de salud ambiental procedió a realizar la desinfección del establecimiento médico; asimismo, se desarrollaron campañas de limpieza en la zona comprometida.