Ambulantes de las inmediaciones del mercado protestan frente a la MTP

Cerca de cien comerciantes de la Av. M. Castilla y calles Piura, D. de Almagro, Ugarte y F. Ibáñez, piden no ser desalojados debido a que el cuartel Intendencia aun no está apto para que los albergue. Dicen que es su único ingreso
Ambulantes de las inmediaciones del mercado protestan frente a la MTP

Ambulantes de las inmediaciones del mercado protestan frente a la MTP

07 de Septiembre del 2017 - 09:33 » Textos: Jhoanna Elera » Fotos: Correo

Siguen en pie de lucha. Gritando a viva voz y con letreros en mano, cerca de cien comerciantes informales de las inmediaciones del mercado central, protestaron en el frontis de la Municipalidad Provincial de Tumbes (MPT), exigiendo al alcalde Manuel De Lama Hirsh, que no los desaloje, dado que aún no cuentan con un lugar apto para expender sus productos.

PLANTÓN. Ayer a las 10: 00 de la mañana los ambulantes llegaron a la sede edil para pedir un diálogo con el burgomaestre De Lama Hirsh, a fin de que reconsidere la decisión de retirarlos de las calles porque aún no disponen del local de la Intendencia para ser reubicados.

Según Carmen Rosales Olivares, presidenta de la Asociación de Comerciantes “Trabajando por un Nuevo Mercado”, son alrededor de 600 ambulantes lo que se ven afectados con esta medida de desalojo.

Los comerciantes perjudicados trabajan en las zonas aledañas al principal centro de abastos como son las calles Piura, Jaén, Diego de Almagro, Alfonso Ugarte, Francisco Ibáñez, la avenida Mariscal Castilla y pasaje Andrés Araujo.

PROMESA. A decir de los vendedores, la reubicación en el cuartel Intendencia que será acondicionado para que se utilice como mercado es inminente y ellos están prestos de trabajar en este lugar.

“Estamos prestos de ir a la Intendencia, pero una Intendencia que esté apta donde podamos trabajar”, gritaba voz en cuello una de las comerciantes afectadas.

Sin embargo, el malestar se ha generado debido a que Manuel De Lama les prometió que ellos no serían sacados de las veredas y pistas que ocupan hasta que el local Intendencia se encuentre apto para tal fin.

“El desalojo se va a dar pero nosotros no lo queremos ahora porque nosotros tenemos derecho de luchar por nuestros puestos de trabajo, porque tenemos hijos que mantener y deudas que pagar”, afirmó la presidenta de la asociación de comerciantes.

PROYECTO. Vale indicar que la reubicación de los comerciantes informales responde a un proyecto entre estos, la comuna tumbesina y el Ministerio de Defensa, con quien se ha hecho un convenio para que el cuartel Intendencia sea ocupado a mediano y largo plazo como un centro de abastos.

Carmen Rosales, presidenta de la asociación de comerciantes informales, informó que cuentan con la documentación, cuyos requisitos están a punto de cumplirse para que una vez terminado el acondicionamiento ellos puedan pasarse a trabajar a dicho local.

“Tenemos el último documento que es el último paso que tenemos que dar, y lo que falta es la carta de propuesta que indique el área y tiempo a emplear y la actividad a realizar y segundo, la falta de constitución de la empresa emitida por Sunarp, eso es lo que falta nada más, yo no sé cuál es el apuro del alcalde que tiene por botarnos”, aseguró Carmen Rosales.

A su vez, otros comerciantes le invocaban al burgomaestre tumbesino a que salga a dialogar con ellos y puedan llegar a un acuerdo.

“Dé la cara alcalde Manolo De Lama, en el mercado lo necesitamos, trabajamos en pleno sol con aguas servidas porque no tenemos otro centro de trabajo”, manifestaban.

Trascendió que los ambulantes subrayaron ayer por la mañana que iban a realizar una vigilia a fin de que sean expulsados de sus zonas de trabajo.

Como se sabe, la disposición de desalojo de la Municipalidad de Tumbes se debe a que la entidad edil inició una obra de saneamiento básico que se realizará en la zona.

“El viernes y sábado que nos sacaron ningún comerciantes trabajó y es injusto porque por último ni llegaron a hacer los trabajos”, agregó una vendedora.

En tanto, los ambulantes dejaron en claro que el gasto de gestión para el traslado al local Intendencia la están asumiendo ellos sin ningún tipo de ayuda.

Como se recuerda, el último jueves por la noche un fuerte contingente de agentes de serenazgo de la MPT con apoyo de cerca de cien efectivos policiales, pernoctaron en la inmediaciones del mercado a fin de impedir que los comerciantes se posesiones de las pistas y veredas para expender su mercadería. Pese a ello, al día siguiente, a falta de personal municipal, los mercaderes volvieron a las calles.