Canoas padece de servicios de alcantarillado y agua potable

Además no cuentan con los servicios de alumbrado público y limpieza pública en los barrios de San Sebastián, Primavera y Miramar, lo que complica el bienestar de cientos de pobladores y sobre todo de los más pequeños
Canoas padece de servicios de  alcantarillado y  agua potable

Canoas padece de servicios de alcantarillado y agua potable

22 de Abril del 2018 - 09:02 » Textos: Guillermo Salvador » Fotos: Correo

Deficiencias en los servicios de alcantarillado, agua potable, alumbrado público y recojo de basura es los que padece en la actualidad la población del distrito de Canoas de Punta Sal, provincia de Contralmirante Villar, Tumbes.

PROBLEMÁTICA EN SAN SEBASTIÁN. Cerca de 500 personas en el barrio San Sebastián tienen que soportar todos los días los olores nauseabundos debido a que el sistema de desagüe no funciona como se debe.

“En este barrio los buzones rebotan, lo que genera contaminación ambiental”, refirió César Juárez Chiroque, presidente vecinal del barrio San Sebastián.

Contó además que no existe sistema de bombeo para solucionar este inconveniente. De igual forma refirió que esta situación crítica se debe a la poza de oxidación.

“Cuando hay vientos del norte se vienen los olores de la poza de oxidación que está muy cerca de donde vivimos”, aclaró.

La autoridad vecinal manifestó que la poza de oxidación deberían reubicarla a otro lugar ya que está afectando a los vecinos.

“No debería estar ubicada cerca a donde vive la gente, debería estar situada en una zona alejada. Esto complica la salud de todos nosotros”, cuestionó Juárez.

Otro de los problemas que existe en este lugar es el servicio de alumbrado público, al parecer la empresa de electricidad, Electronoroeste S.A.(Enosa) no se ha preocupado por atender la demanda en este sector.

“En diciembre del año pasado y en enero pedimos que se alumbre el barrio, pero hasta la fecha no se ha hecho efectivo”, indicó.

La autoridad vecinal aseveró que cuentan con documentos probatorios sobre este tema.

Por otra parte sostuvo que durante los primeros meses de este año no tuvieron el acceso de agua debido al problema de las lluvias.

“En los tres primeros meses se cayeron los postes en la quebrada Barranco debido a las lluvias. A las bombas se le cortó la luz eléctrica y por eso no tuvimos agua ”, manifestó Juárez Chiroque.

Dijo además que el alcalde de Canoas de Punta Sal tiene conocimiento de lo que ocurre en este lugar, sin embargo hasta hoy muestra una total indiferencia.

“No se preocupa por atender las deficiencias en esta zona. Se justifica que no hay presupuesto, además que le echa la culpa a la gestión anterior por la problemática actual”, profirió.

SIN AGUA EN BARRIO PRIMAVERA. Una situación compleja vive el barrio Primavera en Canoas de Punta Sal ya que cerca de 800 personas no cuentan con el servicio de agua potable lo que estaría afectando a esta población.

“Estamos desamparados, ni las autoridades vienen a apoyarnos con camiones cisternas para tener agua ”, expresó Juana Silva, presidenta vecinal de la zona.

Esto se debería a que en el lugar no contaría con las conexiones y tuberías adecuadas .

“Aguas de Tumbes S.A.(Atusa) no quiere invertir para proporcionarnos el agua potable, solo la gente que vive en la parte baja se favorece porque ellos si tienen buenas cañerias”, contó.

Silva mencionó que a partir de la instalación de un conocido hotel, Atusa ha prestado más importancia a esta empresa que a los vecinos.

“Desde hace 5 años cuando levantaron el hotel Decameron tenemos esta dificultad. Atusa no nos ayuda, solo favorece a ese hotel”, criticó.

Frente a esta situación compleja, los pobladores tienen que salir temprano a conseguir agua con el fin de poder sustentarse.

“ Tenemos que gastar de nuestros bolsillos para adquirir botellas de agua o pedir que nuestros familiares de otros lugares nos apoyen, sino no tendríamos cómo cocinar y para lavarnos”, reveló.

DEFICIENCIAS EN MIRAMAR. Una situación similar ocurre en el barrio Miramar, donde una obra de alcantarillado origina contaminación, en decenas de pobladores.

“Las aguas servidas provenientes de esta obra de desagüe se desbordan todos los días debido a que no ejecutaron bien la construcción”, refirió Isidro Fiestas Borjas, vecino de la zona.

El ciudadano mencionó que la obra la hicieron de una forma muy apurada, por lo que en la actualidad no los beneficia.

“Desde la gestión anterior, hace más de 12 años hicieron la obra de alcantarillado, pero lamentablemente no está bien realizada .Fue un trabajo apurado lo que realizaron”, expresó.

Fiestas Borjas contó que hicieron buzones pequeños que no favorecen en nada, además que construyeron servicios higiénicos que tampoco son útiles.

“Nada de lo que han hecho funciona, al contrario hemos tenido que ser los propios vecinos los que hemos hecho canaletas para que las aguas servidas no lleguen al mar”, aseveró.

Dijo también que debido a esta contaminación se han originado enfermedades respiratorias lo que perjudica también a las familias que habitan por la zona.

Otro de los inconvenientes que afecta al barrio Miramar son los desperdicios que la comuna local no se preocuparía por limpiar.

“Convivimos con la basura todos los días. Aquí abajo no llegan los barrenderos ni menos el camión de la basura que solo circula en la carretera. Nos sentimos abandonados porque no se preocupan por nosotros”, dijo.

COMUNA. Por su parte, el alcalde de Canoas de Punta Sal, Antonio Llenque Jacinto realizó su descargo referente a la situación que vive su distrito.

“Esta situación con el sistema de alcantarillado se origina debido a una obra mal ejecutada anteriormente”, afirmó Llenque Jacinto.

El burgomaestre señaló que entre los años 2015 y 2016 refirieron el diagnóstico a la empresa Aguas de Tumbes S.A. (Atusa ) que hasta el momento no les emiten el informe final.

“Lo que nosotros queremos con este informe final es buscar el financiamiento al Ministerio de Vivienda con el que hemos conversado, pero hasta el día de hoy Atusa no nos responde”, declaró.

El gobernante edil acotó que serían 7 millones de soles el presupuesto para solucionar este inconveniente.

“Hasta ahora no podemos solucionar esto porque no depende de un presupuesto distrital, sino de un presupuesto central, en este caso dirigido desde el ministerio de Vivienda”, aseveró.