Cien solicitudes de garantías para la vida están encarpetadas

La mayoría de los pedidos son por amenazas de muerte, hostigamiento y acoso
Cien solicitudes de garantías para la vida están encarpetadas

Cien solicitudes de garantías para la vida están encarpetadas

15 de Agosto del 2019 - 09:12 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

Un promedio de 100 solicitudes sobre garantías para la vida se encuentran encarpetadas en la Subprefectura Provincial de Tumbes, así lo indicó Leonardo Eras Infante, quien ha sido designado como subprefecto encargado de esta provincia, luego que por más de cinco meses no haya existido un representante del Gobierno Central en dicho cargo.

Es preciso señalar que la mayoría de los pedidos nacen a raíz de problemas relacionados con amenazas de muerte, hostigamiento, acoso, entre otros.

Eras Infante, quien a su vez se desempeña como subprefecto de Contralmirante Villar, señaló que antes de resolver, si es procedente o no, otorgar viabilidad a una solicitud de este tipo, primero se busca llegar a una conciliación, entre el demandante y la parte acusada.

A la alta carga de pedidos sin resolver se le suma que en la provincia de Tumbes, prácticamente la subprefectura no ha venido funcionando desde febrero de este año, hecho que ha originado que los proyectos de inversión pública que ejecutan los distintos ministerios en la ciudad, carezcan de una fiscalización oportuna.

GARANTÍAS

Leonardo Eras comenta que por lo general existen casos en los que algunos demandantes indican que vienen siendo amenazados de muerte.

“Todos estos pedidos pasan por un proceso de evaluación”, comentó el subprefecto encargado.

En ese sentido, explicó que una vez ingresada la solicitud, el plazo para la programación de una audiencia es de tres días.

“Nosotros notificamos a las partes involucradas, y las citamos a la Subprefectura para que, si la situación lo amerita, puedan conciliar”, manifestó el representante del Gobierno Central.

Agregó que si una de las partes no asiste, se agenda otra fecha para llevar a cabo la audiencia de conciliación.

“La idea es agotar la vía del diálogo, de lo contrario se continúa con el procedimiento respectivo. Vale aclarar que la conciliación no tiene nada que ver con un pago económico”, expresó Eras Infante.

Asimismo, precisó que para que sea aprobado un pedido de garantías para la vida, es necesario que el demandante muestre pruebas de que viene siendo amenazado.

“Puede presentar mensajes de texto, grabación de llamadas o testigos que justifiquen el pedido, ya que puede ser desestimado”, sostuvo.

Todos estos trámites duran 30 días aproximadamente, y si el pedido está bien fundamentado se coordina con la Policía para la respectiva protección.

“Los agentes del orden constantemente rondan las viviendas de quienes consiguen la garantía, se ponen en contacto con ellos para resguardarlos”, explicó

Por otro lado, señaló que los casos de agresión son derivados a la Comisaría La Familia o al Centro de Emergencia Mujer (CEN) para el respectivo tratamiento.

En tanto, los casos de presunta extorsión son puestos de conocimiento al Frente Policial de Tumbes, cuyos integrantes realizan un trabajo de inteligencia.

El subprefecto encargado mencionó que a veces los denunciantes abandonan los procesos.

“Muchas veces sucede que se arrepienten o no tienen los elementos probatorios para concluir que efectivamente vienen siendo amenazados”, precisó.

FISCALIZACIÓN 

Una tarea pendiente por la Prefectura de Tumbes es la fiscalización de obras que desarrolla el Gobierno Central en esta región.

Para ello, es necesario la constatación de los diferentes trabajos que se vienen desarrollando en la jurisdicción con el fin de evitar irregularidades.

En vista del recargado trabajo de Eras Infante al mando de la subprefectura de Contralmirante Villar y de Tumbes, solo se está priorizando la resolución de las solicitudes de garantías, por lo que aún queda pendiente la fiscalización.

Lo más leído