Condenan a 28 años de cárcel a alias “Muerto” por asesinar a su expareja embarazada

Wilmer Zapata Castillo es sentenciado por feminicidio de Yessica García a quien asesinó de un tiro en la cabeza
Condenan a 28 años de cárcel a alias “Muerto” por asesinar a su expareja embarazada

Condenan a 28 años de cárcel a alias “Muerto” por asesinar a su expareja embarazada

22 de Octubre del 2017 - 08:56 » Textos: Jhoanna Elera » Fotos: Correo

A veintiocho años de cárcel fue sentenciado Mario Wilmer Zapata Castillo alias Muerto, por el delito de feminicidio en agravio de su exconviviente Yessica Paola García Zapata, a quien en estado de gestación, asesinó de un disparo en la cabeza el pasado 25 de setiembre del 2016, y luego arrojó su cuerpo por inmediaciones de un canal de regadío a espaldas de la Universidad Nacional de Tumbes, en Pampa Grande.

FALLO. La condena la emitió el Juzgado Penal Colegiado de Tumbes constituido por los magistrados Alex Fernando Fernández Chiquilín, Edgar Izquierdo Ruiz y Eli Saldaña Navarro, quienes encontraron suficientes elementos de convicción que incriminen a Wilmer Zapata, en tal delito

Además la sala ordenó que el sentenciado pague 150,000 soles de reparación civil a los familiares de la víctima.

La sentencia se emitió el viernes por la tarde en la sala de audiencias del penal de Puerto Pizarro donde Zapata Castillo purgaba prisión preventiva. El delito por el que se le condena es contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de feminicidio.

El caso fue sustentado por el fiscal Juan Carlos Muñoz Alca, de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Tumbes, quien inicialmente había solicitado cadena perpetua para el imputado.

Se conoce que el representante del Ministerio Público, apelará el fallo de la sala penal.

CRIMEN. Como se recuerda el 25 de setiembre del año pasado, Jessica Paola García Zapata fue hallada muerta al costado del canal de regadío de Puerto El Cura.

El hallazgo del cadáver se efectuó a las 6:50 de la mañana. Los agentes del orden encontraron el cuerpo cubierto con una colcha manchada de sangre y a la víctima con un disparo en la cabeza.

Al llegar los familiares de la occisa, indicaron que esta se encontraba con tres meses de gestación y responsabilizaron a su expareja Wilder Zapata del asesinato, quien finalmente aceptó el crimen.