Detectan deficiencias en obra vial del Gobierno Regional de Tumbes

El proyecto está valorizado en más de un millón de soles y fue ejecutado en el centro poblado Andrés Araujo Morán
Detectan deficiencias en obra vial del Gobierno Regional de Tumbes

Detectan deficiencias en obra vial del Gobierno Regional de Tumbes

17 de Mayo del 2018 - 08:51 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

La Contraloría General de la República detecta una serie de irregularidades en la ejecución de una obra de mejoramiento vial a cargo del Gobierno Regional de Tumbes (GRT), valorizada en más de un millón de soles.

De acuerdo al informe de acción simultánea N° 272-2018-CG/CORETB-AS, en el proyecto denominado “Rehabilitación de vías de las calles Aviación, Las Rosas, Jazmines, Las Orquídeas y avenida Fernando Belaúnde” se ha observado que el pavimento tiene fallas estructurales que con el paso de los días van en aumento.

Del mismo modo hay deficiencias en las anotaciones del cuaderno de obra. La Contraloría también ha advertido que el contratista encargado de la realización de los trabajos continuó con la ejecución del proyecto fuera del plazo establecido.

CONTRATO. El gobierno regional, representado por el gerente de infraestructura Miguel Guillén Gallegos y el Consorcio Andrés Araujo, cuya representante legal es Mariela Elizalde Vilela, firmaron el 24 de enero del presente año el contrato de ejecución N° 015-2018-GRT-GRI, mediante adjudicación simplificada, por un monto contractual de S/ 1´014, 509.

Cabe mencionar que el Consorcio Andrés Araujo está integrado por las empresas Ejecutores & Consultores Mio EIRL y Tata Perú EIRL y fue el ganador del concurso de licitación pública al 100% del monto referencial.

Como parte del contrato firmado con el Gobierno Regional de Tumbes se estableció que el plazo de ejecución sería de 45 días calendario. Posteriormente, el 16 de febrero, el Consorcio Andrés Araujo inició con los trabajos.

IRREGULARIDADES. La Contraloría dio a conocer que según lo manifestado por el inspector de obra los trabajos fueron paralizados el 23 de marzo hasta el 6 de abril, sumado a ello indicó que las labores debían de terminar a más tardar el 15 de abril.

Con la paralización, se hizo evidente un posible incumplimiento con el plazo establecido en el contrato.

El hecho fue confirmado por la Contraloría, ya que el 17 de abril el Consorcio Andrés Araujo continuaba con el desarrollo de los trabajo en obra.

Además, el Gobierno Regional de Tumbes permitió la ejecución de los trabajos sin la adecuada dirección técnica, sin contar con la apertura y llenado de cuaderno de obra en forma oportuna.

En el informe de la Contraloría también se lee que “la entidad permitió que el contratista anote en el cuaderno de obra el haber concluido con los trabajos, a pesar de que no ejecutó las metas al 100%, puesto que se verificó que, posterior a la fecha de culminación, aún continuaba ejecutando trabajos, generando el riesgo de no aplicar la penalidad por retraso”.

Del mismo modo, se observó que el gobierno regional aprobó la valorización N° 1 con metrados no ejecutados, partidas no ejecutadas de acuerdo al expediente técnico, y partidas deducidas, generando pagos a favor del contratista, que no le corresponden.

Hasta el cierre de la edición Correo se intentó comunicar con el gerente de infraestructura del gobierno regional, Miguel Guillén Gallegos, para conocer su versión, pero no contestó nuestras llamadas.