Detectan deficiencias en tratamiento de agua potable

En operativo inopinado realizado por la Dirección de Salud Ambiental, se determinó preliminarmente los altos índices de turbidez que sobrepasan los límites establecidos. Además la cloración es muy débil, pues no alcanza la mínima dosis
Detectan deficiencias en tratamiento de agua potable

Detectan deficiencias en tratamiento de agua potable

06 de Febrero del 2019 - 09:53 » Textos: Deysi Rojas » Fotos: Correo

La crisis que afecta a la población de sur de Tumbes por la falta del agua se ve agravada ante la evidente contaminación que se desarrolla ha lo largo del canal que abastece la planta de tratamiento de Los Cedros, a ello se suma que la empresa de saneamiento no cumpliría con los parámetros para que este recurso sea apto para el consumo poblacional, pues en una intervención que hizo la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (Desa) se constató la alta turbidez y la escasa cloración.

MUESTRA

 En una visita inopinada realizada ayer por la mañana, a pedido de la Defensoría del Pueblo y la Prefectura Regional, se ejecutó las tomas de muestras de agua ya almacenadas en los reservorios para distribución de la población, donde se detectó que la turbidez alcanza los 19 puntos, cuando lo máximo permitido son 5 unidades nasonométricas de turbiedad (NTU).

Además, en cuanto a cloración el rango establecido según la norma de Salud Ambiental, es de 1.5 como máximo y mínimo 0.5, es decir, estos parámetros deben ser acatados sí o sí desde la planta de tratamiento; sin embargo, el proceso de cloración ni siquiera cumple el mínimo establecido pues solo llega a 0.12, según lo analizado por la Desa.

En una segunda muestra tomada en otro de los reservorios, también se detectó alto grado de turbidez, pues en esa muestra también se alcanzó 9 NTU.

“Lo ideal es que cuando la turbidez es alta, la empresa de saneamiento debe aplicar otro procedimiento y reducir el índice con sulfato de aluminio, está composición hace que los sedimentos caigan”, precisó el especialista de Desa, Antonio Ríos.

La empresa Agua Tumbes, pese a las restricciones que existen para la dotación del líquido elemento desde la bocatoma La Peña, ha abastecido sus reservorios y cumplió con su procedimiento establecido para dotar de agua a la población; pero en la constatación se determina que ésta no sería el adecuado, y deben existir otras medidas correctivas.

El personal de Salud Ambiental también tomó muestras de la zona donde se capta el agua, es decir en los exteriores de la planta de tratamiento, y se determinó que los parámetros alcanzados también superan los permitidos, en esta oportunidad, los niveles de turbidez alcanzó los 65 NTU.

Además de las muestras físicas, la Dirección de Salud Ambiental elevará otras tomas para su análisis en laboratorio y así determinar el estado microbiológico, donde se descartará el nivel de coliformes fecales y heterótrofos, además de huevos de parásitos.

Al concluir la intervención, se apersonó Nicida Paredes Hesén, gerente de operaciones de Agua Tumbes, quien advirtió que la empresa de saneamiento realizaría sus contramuestras.

Además se mostró consternada por la visita inopinada de la Desa, resaltando que nadie le consultó sobre dicha acción.

Le expresó al comisionado de la Defensoría del Pueblo que ha cursado una carta a la Autoridad Local del Agua (ALA), para que se verífique el estado del recurso hídrico que yace a lo largo del canal, pues el pasado sábado realizó junto a otro grupo de personas una inspección y detectó que hay sedimentos con barro negro producto de aguas residuales industriales.

“Nos han advertido que hay empresas cercanas que están vertiendo aguas residuales al canal, hemos recorrido, pero solo hemos detectado sedimentos con barro negro y eso nos preocupa”, dijo Paredes.

Vale precisar, que el Prefecto Regional, Jenner Sernaqué Cieza, informó que esperarán el resultado del análisis de laboratorio, el mismo que según Desa demora entre dos a tres días y ese reporte será elevado ante la Oficina de Evaluación y Fiscalización Ambiental, para que tome las sanciones previstas.

Además la Defensoría del Pueblo lamentó las condiciones precarias de los reservorios de la planta Los Cedros, pues no solo se aprecian escaleras oxidadas en su interior, sino falta de limpieza y de protección.

Queja. En tanto, el subprefecto de la provincia de Contralmirante Villar, Leonardo Eras Infante, además del alcalde de La Cruz, Segundo Chávez Cruzado, manifestaron que el agua de consumo humano llegaba con un olor a mariscos, pero esto no se detectó en la supervisión dada.

“Nosotros hemos exigido la presencia de las autoridades, y hemos solicitado la ayuda de la Defensoria del Pueblo, porque hemos detectado olores fétidos en el agua, por eso queríamos que se constate el estado, la calidad y que la población sepa que está consumiendo”, precisó el alcalde de La Cruz.

OPERATIVO

En busca de encontrar cuál es el factor de que el agua pueda ser contaminada con otros agentes, entre ellos aguas residuales industriales, se montó un operativo hacia arriba del canal, detectándose la evidente contaminación, no solo con residuos sólidos domésticos, sino también de aguas de restos agrícolas, y de lavaderos de autos apostados a lo largo de la vía Panamericana Norte.

Correo fue parte de este operativo y visualizamos al menos unos ocho lavaderos de vehículos informales, donde no solo extraen el agua del canal, sino que las ya utilizadas discurren nuevamente, pero ahora con detergentes.

Además, algunos vehículos como cámaras frigoríficas también arrojan sus aguas residuales a este acueducto e incluso los productos hidrobiológicos (pescado, mariscos) en estado de descomposición.

Al respecto, se solicitó la intervención policial y del fiscal especializado en Prevención del Delito, para constatar el daño realizado, quienes dieron fe de este atentado a la salubridad que se viene cometiendo en una de las fuentes principales de captación de agua potable para el sur de la región.

Esta intervención se dio en la zona conocida como Cabeza de Vaca, allí yacían al menos unas tres cámaras frigoríficas, y ante la llegada del fiscal, solo se recomendó que los trabajadores del área se limitaran de reiterar esta acción.

La Defesonria lamenta la inacción de la Municipalidad de Corrales, pese a las advertencias dadas desde hace 3 años.

Lo más leído