Detienen a una trabajadora del Poder Judicial de Tumbes recibiendo presunta coima

Iris Consuelo Morán Panta había solicitado S/. 20,000 por “ayudar” a litigante, quien le entregó solo S/. 3,000
Detienen a una trabajadora del Poder Judicial de Tumbes recibiendo presunta coima

Detienen a una trabajadora del Poder Judicial de Tumbes recibiendo presunta coima

18 de Octubre del 2017 - 08:37 » Textos: Jhoanna Elera » Fotos: Correo

Cayó con las manos en la masa. Una trabajadora del Poder Judicial fue capturada cuando cobraba una presunta coima a una litigante en el interior de la sede de la Corte Superior de Justicia de Tumbes.

La detenida es Iris Consuelo Morán Panta (43), quien labora como técnico judicial en el Primer Juzgado de Familia y fue atrapada con 3,000 soles producto de la coima.

CAPTURA. Al promediar las 4:40 de la tarde de ayer Iris Morán Panta fue intervenida por el personal de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, a cargo de la fiscal Claudia Seminario, y la Policía Anticorrupción. La intervención se dio cuando Morán Panta se aprestaba a recibir el dinero en las instalaciones de los servicios higiénicos entregado por María de Jesús Rugel Chumbe (54), a cambio de que supuestamente, se la favoreciera en un proceso seguido por su suegro, identificado como Rufino Ramírez Rueda.

Previamente, María Rugel Chumbe había denunciado el caso ante el despacho de la fiscal Claudia Seminario, quien organizó un operativo logrando capturar a Iris Morán Panta, quien según la página web del Poder Judicial, labora como técnico judicial en el Primer Juzgado de Familia.

La denunciante refiere que el 16 de octubre, Iris Morán se comunicó con ella para ofrecerle ayuda a cambio de que le entregue la suma de 20,000 soles, a fin de que se emita una resolución a favor de su suegro. Indicó que ayer por la mañana la detenida se comunicó nuevamente con ella. Es ahí donde la denunciante le manifiesta que solo le podía entregar un total de 10,000 soles y que le iba a dar adelantado S/3,000, lo cual es aceptado por la trabajadora que le pide le entregue el dinero en los servicios higiénicos.

Los billetes fueron previamente fotocopiados e impregnados con un reactivo con lo cual se pudo constatar que el dinero le había sido entregado por la denunciante.