Temas

El comercio ambulatorio genera caos en Aguas Verdes

La comuna aguaverdina no ha logrado controlar a los ambulantes. No existe un proyecto de reubicación para los vendedores informales. En tanto, Defensa Civil informa que esa zona de Tumbes es una bomba de tiempo.
El comercio ambulatorio genera caos en Aguas Verdes

El comercio ambulatorio genera caos en Aguas Verdes

24 de Septiembre del 2017 - 09:41 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

En más de una ocasión la Municipalidad Distrital de Aguas Verdes, en Tumbes, ha tratado de ponerle fin al comercio informal en la frontera, acción que hasta el momento no ha podido realizar a cabalidad.

Los ambulantes continúan posesionados de las vías públicas y aseguran que la entidad edil no ha desarrollado un plan de reubicación.

Por su parte, Defensa Civil ha informado que el mercado de Aguas Verdes es una bomba de tiempo.

Las conexiones eléctricas clandestinas y los productos inflamables son factores que podrían ocasionar un incendio. La situación se agrava porque en la zona no hay agua desde hace más de cinco meses y es difícil transitar por el lugar.

Ante ello, los aguaverdinos tienen que comprar el líquido vital en el vecino país de Ecuador.

CAOS. En medio de las pistas y veredas, los comerciantes informales ofrecen todo tipo de productos. La vías públicas son invadidas por vendedores de comida, de ropa, cerámica, plantas y hasta de animales.

El presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Aguas Verdes, Jesús Gerardo Risco Morales, precisa que son ocho calles las que se encuentran saturadas por los ambulantes, principalmente la avenida República del Perú, que va desde el puente Bolsico hasta el puente Internacional.

“También tenemos el jirón Lima, Huánuco y San Martín, entre otras calles”, menciona Risco Morales.

Muchos de los productos ofrecidos son de contrabando y la ropa no suele ser original, por lo que Aduanas y la Policía constantemente hacen operativos.

El presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Aguas Verdes, precisa que son alrededor de siete mil comerciantes, entre formales e informales, los que trabajan en la frontera, sin contar a los más de 150 carretilleros que laboran transportando mercancía de Aguas Verdes a Huaquillas, ciudad de Ecuador.

“El tema de la erradicación de los ambulantes es muy complejo”, resalta Risco Morales.

El dirigente indica que la mayoría de personas que se dedican a al comercio en la frontera no son oriundos de Tumbes.

“Viene gente de otros departamentos, como La Libertad y Piura, porque todos quieren generar ingresos, ya que la situación económica está crítica, incluso hay ecuatorianos y colombianos trabajando en nuestro territorio”, refiere Jesús Risco.

Durante todo el día, resulta complicado caminar por la frontera; sin embargo, son también los mismos consumidores quienes fomentan el desorden. Algunos de ellos arrojan la basura al suelo, aumentando la insalubridad que se vive en la zona.

Por su parte, los ambulantes señalan que pagan a la municipalidad de Aguas Verdes S/2.00 de Sisa.

Una comerciante que no quiso ser identificada por medio a posibles represalias, manifestó que el personal de la comuna aguaverdina le cobra hasta tres veces por el concepto de Sisa, en caso de que trabajen todo el día.

“Eso es un abuso, lo peor de todo es que no sabemos qué hacen con esa plata, el alcalde Ely Pintado no da la cara”, comentó.

Cabe señalar que la municipalidad de Aguas Verdes es la encargada de realizar la limpieza.

Los ambulantes precisan que ni siquiera hay tachos de basura colocados en lugares estratégicos.