El Tablazo Alto en Corrales no cuenta con servicios básicos

Más de 250 familias sufren a diario por conseguir el recurso hídrico para el consumo doméstico. Asimismo, este asentamiento humano lleva más de 50 años y aún no cuenta con títulos de propiedad, ni pistas y veredas
El Tablazo Alto en Corrales no cuenta con servicios básicos

El Tablazo Alto en Corrales no cuenta con servicios básicos

02 de Septiembre del 2018 - 09:08 » Textos: Flor Herrera » Fotos: Correo

Los vecinos del asentamiento humano El Tablazo Alto, ubicado en el distrito de Corrales (Tumbes), se sienten olvidados por sus autoridades en vista que no cuentan con los servicios básicos de saneamiento. Otro de los problemas que presentan es la falta de alumbrado público en las calles y el recojo de los residuos sólidos.

PROBLEMÁTICA. Hace más de 30 años, un grupo de moradores decidió instalarse en la zona, hoy son más de 250 familias quienes vienen pasando penurias, debido a la falta de agua potable, alcantarillado, en algunos casos luz eléctrica, entre otros.

Muchos de los pobladores se han visto obligados a comprar diariamente el recuso hídrico en bidones, baldes y luego almacenar en tanques, lo que les demanda demasiado dinero y sacrificio.

Esto se evitara si contaran con las instalaciones de redes para el servicio del líquido vital.

Fabiola Ávila Chero, tiene 27 años de edad, quien lleva más de cinco años habitando en la calle Virgen de las Mercedes, del asentamiento humano El Tablazo Alto, refiere que mensualmente gasta más de 40 soles en la compra de agua, lo que es empleada para cocinar y hacer el aseo personal.

“Yo tengo que ir hasta el sector Garita para poder comprar el recurso hídrico y luego almacenar en bidones, lo que nos esta durando entre 3 o 4 días. Nosotros tenemos que gastar medido para cocinar, lavar y hasta para bañarse”, sostuvo.

La población muchas veces también esta expuesta a contraer enfermedades estomacales y dermatológicas, debido a la falta del servicio alcantarillado, por que las viviendas usan silos para realizar sus necesidades fisiológicas. En algunos domicilios utilizan pozos sépticos lo unos han colapsado, por lo que se han visto en la necesidad de hacer nuevas instalaciones.

“La mayoría de ciudadanos hemos instalado cañería para poder desviar los desechos hasta la quebrada, lo que esto nos puede generar una serie de males, más que todo a los niños pequeños y adultos mayores, que son propensos a enfermarse” dijo Ávila Chero.

ALUMBRADO PÚBLICO. En las calles Virgen de las Mercedes y Ucayali, en el asentamiento humano El Tablazo Alto, la mayoría de viviendas no cuentan con medidores de energía eléctrica de manera independiente, por los que usan multifamiliar, lo que a muchos usuarios no les resulta a cuenta porque todos pagan igual, pero el consumo real que tienen algunos es menor que a los demás.

“Nosotros pagamos la luz entre varias familias, pero lo ideal es que cada domicilio cuente con su propio medidos, por lo que esperamos que la empresa Electronoroeste S.A. (Enosa) atienda nuestro pedidos”, refiere Florentino Aguilar Rocilo.

La falta de alumbrado público es otra de los problemas que atraviesa el pueblo, lo que es muchas veces aprovechado por los maleantes para cometer sus actos ilícitos, incluso hasta atentar contra la integridad física de los vecinos.

“Hace más de seis meses cuatro delincuentes encapuchados se entraron a robar en una vivienda e incluso amarraron a la familia para luego llevarse más de 13 mil soles, dinero que era producto de las cosechas”, indica Ávila Chero.

Sostiene que muchas veces los antisociales están aprovechando la oscuridad para robar a las víctimas y a veces tememos por nuestra vida porque siempre están armados”, advierte.

FALTA DE LIMPIEZA. Otra de las deficiencias que presenta el vecindario es la falta del servicio de limpieza pública, en vista que no entra el camión recolector en el asentamiento humano El Tablazo Alto.

Los ciudadanos refieren que muchas veces se ven obligados a llevar en bolsas, sacos y cartones los residuos sólidos hasta la quebrada.

Algunos pobladores refieren arrojar la basura en las esquinas de las calles convirtiéndose esta zona en un foco infeccioso y otros optan por quemar los desperdicios, provocando malestar en los demás, por las fuertes humaredas que contaminan el medio ambiente.

Los habitantes manifiestan que la acumulación de los residuos sólidos en los alrededores de la zona provoca la proliferación de plagas, moscas, zancudos y roedores que invaden los domicilios, con el riesgo de que se puede presentar alguna epidemia que perjudique la salud de la población en especial los niños y adultos mayores.

El morador Edgar Gallardo Coronado exhortó a las autoridades locales y provinciales que envíen un camión recolector para que puedan recoger la basura y así se puedan evitar enfermedades estomacales en los niños y adultos de tercera edad.

“El camión recolector debe de ingresar a la zona y recoger los residuos sólidos de las calles, solo pasa por la avenida principal”, señaló.

Sin títulos de propiedad. Ante esto, Aguilar Rocillo, manifestó que ninguna de las 250 familias que hay en la zona cuentan con títulos de propiedad, a pesar de llevar más de 50 años habitando.

“El año pasado se realizó una reunión con los representantes del Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofropri) y los moradores del sector, donde nos registraron a todos los asistentes, pero hasta el día de hoy no se han pronunciado”, añade.

CALLES Y VEREDAS. Ante el aumento de grandes acumulaciones de tierra, la presencia de huecos y el incremento de polvo, los pobladores manifestaron su malestar; pues aseguran que las autoridades no los toma en cuenta, pese a qué siempre se le han mandado oficios para el mantenimiento de los calles.

Lo más leído