Equipos para diagnosticar anemia en mantenimiento

Óscar Zapata detalla que los hemoglobinómetros están descalibrados por falta de intervención y es necesario sincerar las cifras de los menores afectados con esta enfermedad para contar con resultados fidedignos
Equipos para diagnosticar anemia en mantenimiento

Equipos para diagnosticar anemia en mantenimiento

14 de Marzo del 2019 - 09:39 » Textos: Deysi Rojas » Fotos: Correo

Las cifras de la anemia en la región de Tumbes deberá sincerarse en el presente año, debido a que no hay confianza en los procedimientos desarrollados con anterioridad, esto a raíz de las fallas que puedan presentar los equipos que tamizan la hemoglobina a los menores quienes pueden ser víctimas de esta enfermedad.

INTERVENCIÓN 

El titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa), Óscar Zapata Yamunaqué informó ante el pleno del consejo regional que dichos equipos vienen siendo sometidos a un mantenimiento preventivo, por lo que han sido retirados de los establecimientos de salud, y es que desde su adquisición no se le habría dado revisión alguna y ello produciría su descalibración.

“El diagnóstico de anemia que se realiza en las periferias con un equipo que se llama hemoglobinómetro, es un equipo portátil que no requiere de implementar un laboratorio y se puede trasladar a cualquier parte; sin embargo tienen la dificultad que se descalibran rápidamente”, detalló Zapata.

Precisó que la recomendación es que cada tres meses se debió realizar un mantenimiento preventivo, y de detectar alguna anomalía se tuvo que hacer el correctivo oportuno.

“Desconozco desde cuando los han comprado, pero no hay registro alguno que se les haya brindado. Además estos equipos deben ser sometidos a un control de calidad, para ver que los resultados sean exactos y fidedignos; es decir se descartarán si hay falsos positivos y negativos”, acotó.

Agregó que con dicho control de calidad determinará si los índices de anemia que actualmente rigen en la región de Tumbes, son los reales.

Explicó que se está contratando a especialistas para evaluar estos equipos, lo que tomará un tiempo de mayor a un mes.

“Es urgente operativizar el proceso real de un hemoglobinómetro que se encuentran en centros de salud de las periferias, para así poder variar las cifras”, agregó.

Además de ello, dijo que vienen priorizando la dotación de vitaminas para el respectivo tratamiento, y es que en más de un centro de salud las madres usuarias se han quejado por el desabastecimiento de los mismos.

Al respecto, el consejero Antonio Espinoza Soriano dijo lamentar esta situación, pues en la actualidad hay zozobra por la lucha nacional que se ha desatado contra esta enfermedad, con la cual se viene invirtiendo gran cantidad de recursos.

Es así que espera que hayan pronta solución.

CIFRAS 

Vale precisar que, a nivel de la región hay un promedio de 3,600 niños equivalentes al 47.2% de menores de 5 años, quienes padecen de esta enfermedad.

Y son los sectores de Pampas de Hospital, Papayal, San Jacitno y Tumbes donde los índices son aún más altos.

En razón a ello, el alcalde Samuel Pacheco Marchán, de la jurisdicción de Pampas de Hospital, realizó una campaña de sinceramiento de las cifras de anemia, y en los recientes resultados arrojan una realidad totalmente contraria.

Actualmente este distrito cuenta con el 79% de menores con baja hemoglobina, según la Diresa; sin embargo, en una reciente intervención a cargo de dicha municipalidad, han detectado que de 28 menores tamizados, solo tres padecen de anemia, pero aún falta validar los nuevos resultados.

Brechas. Sin embargo esta no sería la única dificultad en el sector salud, pues a través de la comisión de Desarrollo Social del Consejo Regional de Tumbes, se ha detectado la falta de personal médico y administrativo. Situación que también fue consultada al titular de la Diresa.

Sobre esto, Óscar Zapata precisó que existe una amplia brecha para la contratación de personal médico y administrativo.

“Lamentablemente la brecha de personal es amplia, en realidad se requiere al menos unos 600 profesionales para atender en los establecimientos de salud, en los que se invertiría unos 17 millones de soles; pero solo tenemos 4 millones de soles para contratar a 230”, explicó.

A su turno, el administrador de la Diresa, Guillermo Castañeda, informó que como parte del plan de trabajo se ha tenido que reforzar con profesionales en las cabeceras de microrred, donde se ha hecho contratos por servicios de terceros.

“Nos resulta imposible cubrir la brecha, por eso donde ya no podemos cubrirlo con CAS lo estamos haciendo con contratos por terceros”, refirió.

Agregó que el 85% de los equipos móviles, como ambulancias, están obsoletas y han tenido que cubrir el mantenimiento respectivo”, replicó.

Lo mismo ocurre con el mantenimiento de los 42 establecimientos de salud, quienes en un 80% requieren mejoramiento alguno, pues con las lluvias se agudizaron los problemas de su infraestructura; pero para dicha intervención se requiere al menos dos millones 600 mil soles, los cuales no existen en las arcas de la Diresa.

CRÍTICA 

Para el consejero José Albino Ortiz Zárate lo expuesto es caótico; sin embargo presume que pueda existir algún direccionamiento político para la contratación del personal, a través del reciente concurso CAS lanzado por la Diresa.

Según explica, lo más raro del proceso es que se pretenda contratar a médicos solo con Serum, cuando se requeriría de más experiencia, pues se trata de atención médica y no de simples experimentos.

“Con la salud y la educación no se pueden jugar los presupuestos, se requiere de profesionales calificados. Solo espero que en realidad no se politice estas contrataciones”, recalcó.

A su turno, el titular de la Diresa, desvirtuó cualquier irregularidad 

Lo más leído