La corrupción “embarra” a las autoridades en el norte

La mayoría de exgobernantes ha sido sentenciado o es investigado por favorecer a empresas con obras importantes. Otros delitos investigados son lavado de activos, abuso de autoridad, negociación incompatible y otros
La corrupción “embarra” a las autoridades en el norte

La corrupción “embarra” a las autoridades en el norte

21 de Agosto del 2017 - 09:38 » Textos: Redacción Norte » Fotos: Correo

La corrupción es uno de los flagelos que se ha enquistado en las diversas instituciones públicas y privadas, de ahí que hoy en día muchas autoridades y exautoridades se encuentren investigadas o sentenciadas por delitos de corrupción. A continuación, un recuento de las autoridades con condenas y otras prófugas por estos delitos a nivel de la región norte.

TUMBES. Tumbes tiene más de 500 casos de corrupción. Más de la mitad de estos se iniciaron durante la gestión del expresidente regional, Gerardo Fidel Viñas Dioses, quien actualmente purga una condena de once años de cárcel por delitos de corrupción en el penal de Piedras Gordas, en Lima.

Viñas es investigado por lavado de activos, colusión agravada, peculado, abuso de autoridad, negociación incompatible y otros. Sobre él pesan 57 procesos de investigación y 21 están en la fase intermedia.

La exalcaldesa de la Municipalidad Provincial de Tumbes (MPT), Marjorie Jiménez Gonzales, es una de las mujeres más buscadas del Perú y el Ministerio del Interior por ella ofrece S/10,000.

Marjorie Jiménez optó por la clandestinidad después de que el 21 de noviembre del 2014 la Corte Superior de Justicia de Tumbes ordenara su prisión preventiva por el periodo de nueve meses, acusada por el delito de colusión agravada, ya que habría beneficiado a sus familiares en una licitación de utensilios de cocina en el proyecto “Mejoramiento de los Programas Nutricionales de la Municipalidad Provincial de Tumbes (MPT), valorizado en 831,195 soles.

Ricardo Flores Dioses, líder del movimiento político “Reconstrucción con obras más obras para un Tumbes bello” y actual gobernador regional de Tumbes, tiene 79 denuncias por delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de activos, concusión, peculado, malversación de fondos, encubrimiento y otros. El más grave está relacionado con el lavado de activos y el enriquecimiento ilícito. Sin embargo, gran parte de sus procesos han sido archivados.

Cabe precisar que Flores Dioses fue alcalde de Tumbes, y en el año 2008 fue condenado a cuatro años de prisión suspendida y al pago de 10,000 soles de reparación civil por malversar fondos en la compra de camionetas para el serenazgo.

En Tumbes, cerca de 60 exfuncionarios son investigados por actos contra la administración pública.

PIURA. Tres exalcaldes de la región son buscados mediante el sistema de recompensas del Ministerio del Interior por delitos de corrupción. Se trata de las exautoridades del distrito de Castilla, Violeta Ruesta; de Sullana, Jaime Bardales; y de Pacaipampa (Ayabaca), Juan García Carhuapoma.

Violeta Ruesta, quien ocupó el sillón municipal del distrito de Castilla, en la provincia de Piura, se encuentra prófuga de la justicia desde el 2016. Ella fue condenada, el 6 de junio de ese año, a seis años de cárcel por colusión agravada. Fue hallada culpable de haber

direccionado una obra de agua y alcantarillado por más de S/28 millones. Por información sobre su paradero se ofrece S/20,000.

Otro caso es el del exburgomaestre provincial de Sullana, Jaime Bardales Ruiz, por cuyo paradero se ofrece S/2,000. Él fue sentenciado a 13 años y ocho meses de cárcel por el delito de colusión agravada en octubre del 2016, debido a irregularidades en los trabajos de remodelación del estadio Campeones del 36.

El caso más complicado es el del exalcalde de Pacaipampa, en la provincia de Ayabaca, Juan Manuel García Carhuapoma, quien también está fugitivo. A él se le impuso un año y seis meses de cárcel efectiva por el delito de malversación de fondos por usar recursos del canon para el pago de servicios privados cuando era alcalde. Es buscado desde enero del 2016. Por información sobre él se ofrece S/20 mil.

LAMBAYEQUE. El pasado 20 de julio, el Segundo Juzgado Unipersonal de Chiclayo sentenció a cuatro años de cárcel efectiva al exalcalde Roberto Torres Gonzales, sindicado como el cabecilla de la presunta organización criminal “Los Limpios de la Corrupción”.

Esta fue la primera condena dictada contra el exburgomaestre dentro de la investigación sobre la supuesta red desarticulada a fines de setiembre del 2014 y que habría operado desde la comuna chiclayana.

Un caso particular es el del exalcalde Jacinto Muro Távara, quien en noviembre del 2015 fue sentenciado (por segunda vez) a 4 años de cárcel suspendida por presunto peculado por apropiación.

Otro proceso, todavía sin sentencia, implica al gobernador regional de Lambayeque, Humberto Acuña Peralta, para quien la Fiscalía pidió 4 años de cárcel en enero de este año por presunto cohecho, al vincularlo con el expolicía anticorrupción Joel Ugaz Cubas, implicado también con “Los Limpios”. Esta acusación fue apelada por la autoridad.

En la lista también figura el exalcalde de Pacora, Jaime Urbina, quien se halla prófugo desde el 2014 al pesar contra él una orden de prisión preventiva por presunta colusión agravada. El exburgomaestre de Pítipo, Manuel Valverde Ancajima, también afronta un proceso por supuesta colusión, peculado doloso y omisión de deberes funcionales, por lo cual se pide 18 años de cárcel en su contra.

Cabe indicar que, según datos del Ministerio Público, desde el 2015 se han logrado 26 condenas por corrupción contra exalcaldes y funcionarios de la región.

LA LIBERTAD. En La Libertad, el exalcalde de Julcán, Mercedes Castro Arteaga, fue sentenciado a 10 años y 8 meses de prisión efectiva por el delito de cohecho pasivo en agravio de la Municipalidad Provincial de Julcán. La exautoridad cumplirá su condena hasta el 2025 en el penal El Milagro de Trujillo.

Como se recuerda, Castro Arteaga fue denunciado por haber cobrado 10,000 soles a una empresa constructora a cambio de que le entregue la buena pro de una obra. Este hecho ocasionó que en el 2014 sea detenido y sometido a un investigación que culminó con dicha sentencia.

Otro caso es el de la exalcaldesa de Magdalena de Cao (Ascope), Rosa Isabel Elías Ávila de Caballero, quien se encontraba en la lista de los más buscados por el delito de peculado doloso y culposo y por quien se ofrecía la suma de S/ 15,000, pero que fue detenida el pasado 20 de abril. Quien aún se mantiene prófugo es su gerente municipal, Juan Carlos Tello Preciado, quien también habría actuado en complicidad con la exautoridad.

Ahora bien, el exalcalde distrital de Pacasmayo, Juan Antonio Lingán Ríos, también se encuentra prófugo y figura en la lista de los más buscados remitida por el Ministerio del Interior; por él se ofrece 25,000 soles. Él es buscado por el delito de negociación incompatible.

Otro más es el exalcalde de Jequetepeque (Pacasmayo), Pablo Martín Álvarez Castañeda, buscado por el delito de abuso de autoridad, desobediencia o resistencia a la autoridad y el delito de negociación incompatible. En este caso, el Mininter también ofrece S/ 25,000 de recompensa.

CHIMBOTE. En Áncash, el expresidente regional César Álvarez Aguilar está preso desde mayo de 2014 en el penal de Piedras Gordas de Lima, acusado de ser el autor intelectual del asesinato del exconsejero regional Ezequiel Nolasco Campos, perpetrado el 14 de marzo de 2014 en un restaurante de Huacho.

El exalcalde de Chimbote y brazo derecho de César Álvarez, Luis Arroyo Rojas, es otra de las exautoridades presas por los mismos delitos por los que se le acusa a su “compadre político”.

A diferencia de Álvarez, Arroyo Rojas tiene acumuladas cuatro condenas por delitos de corrupción. La primera y más prolongada es de 15 años por el sonado caso de la falsa campaña de desratización en el que se birlaron más de tres millones de soles de las arcas de la Subregión Pacífico, cuando el exburgomaestre se desempeñaba como gerente.

Otra de las autoridades que purga condena por delito de corrupción es el gobernador regional de Áncash, Waldo Ríos Salcedo, quien ha sido sentenciado a cinco años de prisión efectiva por colusión

desleal en agravio de la Municipalidad Provincial de Huaraz, durante su gestión como alcalde.

Ríos Salcedo ha sido suspendido en sus funciones y se encuentra preso en el penal Víctor Pérez Liendo de la capital de Áncash.

Quien también ha sido condenado a cinco años de prisión efectiva es el vicegobernador regional Enrique Vargas Barrenechea, por el delito de falsedad al haber presentado ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) un certificado de estudios de cocina en Chile de una institución que no existe en ese país.

La alcaldesa provincial del Santa, Victoria Espinoza, tambien es investigada por presuntos delitos de corrupción por el caso Semáforos Inteligentes. Espinoza fue condenada a seis años de prisión efectiva por el delito de enriquecimiento ilícito y se mantuvo prófuga por varios meses. Luego, la Corte Suprema anuló su condena.

El burgomaestre neochimbotano Valentín Fernández es otra de las autoridades ediles que está bajo la lupa de la Fiscalía por presunto delito de lavado de activos.

El martes último se inició el juicio oral por los presuntos delitos de colusión y negociación incompatible contra el también exalcalde de Nuevo Chimbote, Juan Gasco Barreto.