Los vecinos del A.H. La Curva claman por agua y seguridad

Desde hace aproximadamente un año los moradores de La Curva, en el distrito de Aguas Verdes, carecen del líquido vital, por tal motivo piden ayuda a las autoridades. Además exigen mayor seguridad para frenar el sicariato
Los vecinos del A.H. La Curva claman por agua y seguridad

Los vecinos del A.H. La Curva claman por agua y seguridad

03 de Abril del 2018 - 09:54 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

Más de mil familias del asentamiento humano La Curva, en el distrito de Aguas Verdes de la región Tumbes, claman a las autoridades por el servicio de agua potable; del mismo modo, exigen mayor seguridad en su zona ante el regreso del sicariato.

Así como varios sectores de Aguas Verdes, La Curva es uno de los lugares que se ha visto afectado ante las irregularidades detectadas en la edificación de un pozo de agua que terminó por arenarse hace aproximadamente un año. Desde aquel suceso casi todo el distrito fronterizo carece del recurso hídrico.

Cabe señalar que la obra de saneamiento básico se realizó durante la gestión del exalcalde Ely Pintado Córdova, quien en octubre del año pasado fue vacado de su cargo. Además, por el proyecto en cuestión, la municipalidad de Aguas Verdes invirtió S/30 millones.

FALTA DE AGUA. Los vecinos de La Curva manifiestan que cada 8 días una cisterna recorre las cuatro etapas del asentamiento humano repartiendo agua, pero la cantidad que distribuye es insuficiente para realizar las actividades diarias.

“Simplemente el agua no nos alcanza, tenemos que racionalizar su uso, pero aun así a los tres o cuatro día ya se nos acaba”, comenta la ciudadana Margarita Castillo Córdova, quien vive desde 1983 en La Curva y asegura que antes no se padecía tanto por el recurso hídrico, pero el problema ha ido acrecentándose en los dos últimos años.

“Ya no sabemos qué hacer para que nos solucionen este problema”, señala Margarita Castillo.

En tanto, Norma Yarlequé Ordinola, quien vive en la calle Paraguay del referido asentamiento humano exige que por lo menos una vez al día tanto la Municipalidad Distrital de Aguas Verdes, como la Municipalidad Provincial de Zarumilla, envíen un camión cisterna.

“Cuando nos quedamos sin agua, nosotros tenemos que comprar. Aquí pagamos hasta 30 soles para que una persona llegue en una motofurgón a dejarnos varios bidones con el líquido vital”, indica Yarlequé Ordinola.

Comenta que en distintas oportunidades se le ha solicitado a las autoridades que intervengan pero hasta la fecha no se da una solución definitiva al desabastecimiento del recurso hídrico.

“Se ha conversado con los alcaldes, con el gobernador, con los congresistas, incluso han llegado representantes del ministerio de vivienda, pero seguimos en lo mismo”, manifiesta Norma Yarlequé.

Los vecinos de La Curva detallan que muchas veces los alimentos que consumen no son lavados apropiadamente, por lo que podrían contraer algún tipo de enfermedad.

“Lo mismo pasa con los platos, los utensilios de comida, nos vemos obligados a pasar necesidades y vivir con el temor de enfermarnos” , sostiene Margarita Castillo.

A pesar de no contar con agua, varios moradores de La Curva, manifiestan que la empresa concesionaria Aguas de Tumbes S.A. (Atusa) continúa facturando recibos por un servicio que no brinda desde hace un año.

“En mi caso, desde que dejé de contar con agua ya no he pagado ningún recibo, pero siguen llegando y la cifra va aumentando, esto es un verdadero abuso”, indica Norma Yarlequé.

DENUNCIA. En junio del año pasado la Defensoría del Pueblo presentó ante la Fiscalía Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios una denuncia contra los que resultaran responsables de las irregularidades detectadas en la obra denominada ”Mejoramiento y ampliación de los sistemas de agua potable y desagüe de la localidad de Aguas Verdes y asentamientos humanos, provincia de Zarumilla - Tumbes“.

Entre los presuntos involucrados figuraban el exalcalde Ely Pintado y exfuncionarios de la comuna de Aguas Verdes, representantes de Atusa, así como de la empresa ejecutora Idrogo S.R.L.

En la referida denuncia se detalla que la Municipalidad de Aguas Verdes recepcionó una obra que aparentemente había sido ejecutada de manera correcta, pero que en menos de dos meses ya se evidenciaban varias observaciones que nunca fueron subsanadas por la contratista.

Además, la obra fue entregada a Atusa, sin las formalidades de ley.

INSEGURIDAD. Los vecinos del La Curva comentan que los casos de sicariato y robos a mano armada habían disminuido en los últimos meses, sin embargo, el lunes de la presente semana se registró un nuevo caso de muerte por encargo, hecho que mantiene en zozobra a la población.

Lo llamativo de este acontecimiento es que ocurrió a pocos metros del puesto de auxilio rápido de serenazgo.

Según algunos moradores, los integrantes del área de serenazgo de la comuna de Aguas Verdes se dedicarían a participar de actividades de entretenimiento durante el horario de trabajo, en vez de brindar seguridad.

Sobre este hecho, el subgerente de serenazgo José Enrrique Costa, desmintió lo asegurado por los vecinos, y detalló que actualmente solo cuenta con 30 serenos quienes trabajan en tres turnos.

“Por lo general se patrullan los puntos críticos y caseríos. Aquí, en La Curva la delincuencia ha disminuido”, señaló el funcionario.

No obstante, los pobladores temen que los casos de sicariato ganen terreno en su zona.

“Ya no se puede permitir que los niños estén en las calles, ante el último asesinato ocurrido en La Curva. Ni la Policía ni serenazgo nos dan la garantía que no les pasará nada malo a nuestros hijos o familiares. Pedimos un mayor número de operativos para frenar la delincuencia, ya estamos cansados”, exigió Pedro Gonzáles, vecino de la Zona.

Lo más leído