Más de 1,400 alumnos estudian en malas condiciones

La docente Grimaneza Jiménez refiere que el proyecto está en un avance físico de un 85%, lo que ha originado un gran malestar en los alumnos quienes aún no cuentan con las instalaciones para poder desarrollar sus respectivas actividades
Más de 1,400 alumnos estudian en malas condiciones

Más de 1,400 alumnos estudian en malas condiciones

11 de Septiembre del 2018 - 09:51 » Textos: Flor Herrera » Fotos: Correo

Han transcurrido seis años y medio, la obra de construcción de la institución educativa Túpac Amaru, ubicada en el centro poblado de Pampa Grande, que fue financiado por el Gobierno Regional de Tumbes (GRT), aún no ha sido culminada.

Actualmente los trabajos presentan un avance físico de un 85%, lo que ha originado un gran malestar en los alumnos y docentes del centro educativo.

Vale indicar que esta emblemática y millonaria obra fue iniciada el pasado 1 de febrero del 2012 por el expresidente regional de Tumbes, Gerardo Fidel Viñas Dioses.

Dicho proyecto inicial estuvo valorizado en S/ 18´669,395.34 y contemplaba la reconstrucción total de la infraestructura educativa, la cual había sufrido daños debido al paso del tiempo y las constantes lluvias ocurridas en la región. Ante las irregularidades que se presentó en la ejecución de los trabajos, la obra fue paralizada por varios años.

Actualmente el GRT tiene a cargo el mencionado proyecto que consiste en el mejoramiento del servicio educativo, la cual tiene una inversión de 2 millones 697 mil 062 soles, que se dio por un plazo de ejecución de 87 días, lo que hasta el momento aún no ha sido terminada.

Cabe mencionar que en el colegio existen más de 1,400 estudiantes de los niveles primaria y secundaria, quienes siguen a la espera que esta obra sea entregada oficialmente a la comunidad educativa de la provincia.

Ante esto, la profesora Grimaneza Jiménez Romero, manifestó que el motivo de la suspensión del proyecto se debe que hasta la fecha no ha sido aprobado el expediente técnico de media tensión, por parte de la empresa Electronoroeste S.A. (Enosa).

“Ya se han hecho todas las instalaciones de energía eléctrica e incluso los representantes del consorcio Jerusalén y del GRT han enviado documentos a la concesionaria para que de el pase a colocación de un transformador, sin embargo hasta el momento no ha dado la autorización”, manifestó

Señala que dicho centro educativo cuenta con corriente eléctrica pero es limitada y que no abastece a todas las aulas.

“Los equipos que se encuentran en el colegio no están funcionando de manera correcta”, aseveró Jiménez Romero.

OBSERVACIÓN. Grimaneza Jiménez, indica que como parte de la comisión de la infraestructura del colegio ha podido verificar que aún falta subsanar algunas observaciones que fueron hechas por los representantes de la Contraloría General de la República el pasado 12 de julio del presente año.

“Se puede observar que aún faltan la colocación de mallas y pintado de pisos en las plataformas deportivas, la instalación de vidrios en el primer piso y segundo piso. Además de la implementación de los ambientes con el mobiliario correspondiente. Además se aprecian que algunos pisos y veredas presentan grietas, desniveles”, sostiene.

Manifiesta, que en mayoría todas las puertas no cuentan con manijas, hay lunas rotas y la empresa tiene que arreglarlas.

SITUACIÓN. Correo recorrió junto a la docente las instalaciones donde muchos de los alumnos vienen recibiendo los talleres en ambientes que no son los adecuados.

Como es el caso del profesor Roberto Ortiz, quien dicta el curso de educación por el trabajo en un espacio pequeño, que solo sirve para guardar las herramientas.

“No tenemos un taller para poder desarrollar nuestras actividades, los jóvenes tienen que esperar su turno, yo tengo en el grupo a 15 estudiantes”, refiere el maestro.

Señala que se requiere implementar los talleres con maquinarias y herramientas, para poder enseñar las diversas especialidades como carpintería, electrónica, artesanía, soldadura y gastronomía.

“Muchas veces los docentes tenemos que prestar nuestras herramientas y comprar de nuestro bolsillo, como es el caso de gastronomía muchas veces los escolares tienen que salir a sus viviendas a traer una herramienta para poder desarrollar sus actividades”, declaró Roberto Ortiz.

Por otro lado, manifiesta que el principal problema que se presenta es la falta de energía, que no abastece a los equipos, lo que normalmente se tiene que usar solo uno. Además, con extensiones se tiene que trasladar la luz, lo cual esta peligrando la integridad de los estudiantes.

Durante el recorrido se puedo apreciar que a falta de espacios, muchas sillas y mesas están siendo arrinconadas en las esquinas de las instalaciones.

CULMINACIÓN. Los docentes de la institución educativa Túpac Amaru, exigen la pronta culminación y entrega de la obra, en vista que hasta el momento no pueden utilizar los ambientes poder realizar las actividades.

“Pedimos que aceleren los trabajos por el bienestar de nuestros hijos; nos prometieron la entrega en mayo, y nada”, finalizó la madre de familia Emilia Santos Gutiérrez.

Por otro lado, Jiménez Romero indicó que en caso de no recibir una repuesta parte de la empresa Enosa saldrán a las calles como medida de protesta y exigiendo a las autoridades tanto locales y regionales la culminación de dicho proyecto.

“El gobernador regional Ricardo Flores Dioses, antes de asumir el cargo prometió que en tres meses culminaría esta millonaria obra, sin embargo la realidad es otra”, indicó.

Por su parte, Correo intentó hablar con el representante de la empresa Electronoroeste S.A (Enosa), lo que manifestó que en esta semana se estará entregando una resolución de aprobación del proyecto. 

Lo más leído