Más de 150 familias de La Capitana padecen por agua

Los moradores indican que existen zonas en donde no cuentan con el líquido vital. Además, la mayoría se dedica a la agricultura, pero actualmente vienen atravesando una crisis económica debido a la caída del precio de los productos
Más de 150 familias de La Capitana padecen por agua

Más de 150 familias de La Capitana padecen por agua

16 de Mayo del 2018 - 09:16 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

Más de 150 familias del caserío La Capitana, en el distrito de San Jacinto, de la provincia de Tumbes, padecen del servicio de agua potable y alcantarillado. Asimismo, los pobladores de la zona, quienes se dedican en su mayoría a la actividad agrícola y ganadera, comentan que el bajo costo de los productos que cosechan ha ocasionado que se vean envueltos en una crisis económica.

Por tal motivo, solicitan ayuda a las autoridades, para que inviertan en obras de saneamiento básico y en agricultura, con el objetivo de revertir la situación por la que vienen atravesando.

FALTA DE AGUA. Los moradores del caserío La Capitana comentan que en algunos sectores poseen agua pero solo por un par de horas, mientas que en otros sitios tienen que esperar el paso de una cisterna, la cual transita una vez a la semana.

Frente a la escasez del recurso hídrico, las personas indican que deben ser muy cuidadosos con su uso.

A pesar de ello, reconocen que la falta de agua genera la aparición de enfermedades que afectan comúnmente a la piel y al sistema digestivo.

“Muchas veces no podemos lavar bien nuestros alimentos, el agua es vital para todo. Este es un problema que se presenta desde hace años”, comentó Eugenia Flores Torres, vecina de la zona.

En ese sentido, precisó que ya se han registrado casos de personas cuya salud ha ido empeorando por las infecciones estomacales.

“Los más perjudicados tienden a ser los niños, las personas más vulnerables”, lamenta Flores Torres.

Esmérito Zárate Quezada, quien vive al cuidado de su padre que tiene una discapacidad motora, mencionó que en el caserío La Capitana también hace falta un proyecto de saneamiento básico.

“Todas las casas poseen silo, por no contar un sistema de alcantarillado”, expresó.

Cabe señalar que esta situación genera una contaminación ambiental que puede ser perjudicial para los mismo pobladores, quienes recurren a las mencionadas construcciones puesto que no tienen otra alternativa.

Zárate Quezada, considera que las autoridades también deben realizar obras de infraestructura en su sector, teniendo en cuenta que el terreno es agreste y hay personas mayores que ya han sufrido accidentes.

Sobre la falta de agua, confirmó que solo una vez por semana llega una cisterna cerca a su vivienda para abastecerlo del líquido vital.

“Ojalá un día cambie toda esta situación”, expresó Esmérito Zárate.

CENTRO DE SALUD. Los pobladores del caserío La Capitana manifiestan que en su sector carecen de una posta médica.

Por tal motivo, deben de ser transportados hasta el centro de salud de Rica Playa.

No obstante, en Rica Playa no cuentan con ambulancia, señalan los moradores.

Ante una emergencia, es la ambulancia del centro poblado de Casablanqueada la que debe acudir hasta el caserío La Capitana para transportar a los pacientes.

”En La Capitana estamos prohibidos de enfermarnos“, señaló Mauricio Tandazo Céspedes, quien vive en el mencionado caserío.

Del mismo modo, criticó que en el centro médico de Rica Playa constantemente esté desabastecido de medicinas.

“Si no hay, tenemos que ver de dónde conseguimos dinero, para ir hasta Tumbes y poder comprar los medicamentos necesarios para mejorar nuestra salud”, señaló Tandazo Céspedes.

AGRICULTURA. Casi el cien por ciento de los pobladores de La Capitana se dedica a la agricultura.

Esmérito Zárate detalló que en el lugar se siembra banano orgánico, dominico y limón, pero los precios del mercado han bajado considerablemente, por lo que se encuentran sumidos en una crisis.

Mencionó que la plaga de la Sigatoka ha ocasionado que baje la calidad de su producción.

“Me parece que aquí el problema en el sector agrícola se siente mucho más que en otras localidades de la región. En los tres últimos meses, lo poco que conseguimos es utilizado prácticamente para subsistir“, comentó Esmérito Zárate.

CRÍTICAS. Los moradores de La Capitana coinciden en que las autoridades casi no les brindan ayuda.

“El gobernador llegó en el 2014, cuando era la época de campaña, luego ha venido para el día de la madre, a entregar regalitos. Seguro piensa que con regalos va a solucionar los problemas que se registran en esta localidad”, cuestionó Mauricio Tandazo Céspedes.

Asimismo, indicó que el alcalde de San Jacinto, José Luis Cornejo Feijoó, en los últimos años no ha realizado obras relevantes para el caserío La Capitana.

”Incluso está siendo investigado por presuntas obras fantasmas. Tiene muchos procesos judiciales”, sostuvo Tandazo Céspedes.

Los pobladores de La Capitana indicaron que esperan que los procesos del burgomaestre del distrito de San Jacinto sean llevados de forma correcta y de existir evidencias de que se ha utilizado de manera incorrecta los recursos del Estado, se aplique todo el peso de la ley.

Por otro lado, consideran que es muy probable que los precandidatos que se están presentando para ocupar el sillón del distrito de San Jacinto, la Municipalidad Provincial de Tumbes y el gobierno regional, lleguen a visitarlos con la intención de conseguir votos a su favor.

Sin embargo, temen que las promesas que realicen no sean cumplidas, como ha venido sucediendo con anteriores gestiones ediles y regionales.