Más de tres mil escolares en riesgo por aguas servidas

La Defensoría del Pueblo presentará una medida cautelar en contra del alcalde de Tumbes Manuel De Lama, la empresa Atusa y el Ministerio de Vivienda por poner en riesgo la salud de los escolares de las I.E Inmaculada y El Truinfo
Más de tres mil escolares en riesgo por aguas servidas

Más de tres mil escolares en riesgo por aguas servidas

23 de Noviembre del 2017 - 07:04 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

La Defensoría del Pueblo presentará hoy una medida cautelar contra el alcalde de la Municipalidad Provincial de Tumbes (MPT) Manuel De Lama Hirsh, la empresa concesionaria Aguas de Tumbes S.A (Atusa) y el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento, por la contaminación que se registra en el barrio San José, principalmente en la avenida Tarapacá, en la zona de vía canal.

El recurso se fundamenta en que desde hace varios años se está atentando contra la salud de la población, sobre todo contra la salud de los más de 3,000 estudiantes de las instituciones educativas Inmaculada Concepción y El Triunfo, quienes tienen que soportar el olor de las aguas servidas, durante sus horas de clase.

PROBLEMÁTICA. Desde hace varios años, la avenida Tarapacá, en el barrio San José de Tumbes, se ha convertido en una laguna de aguas servidas, sin que exista una sola sanción a las entidades encargadas de dar solución a esta problemática.

El barrio San José fue uno de los más perjudicados durante el último fenómeno meteorológico, por tal motivo, resultaron afectadas cientos de familias, ya que era imposible transitar por el lugar, debido a que por las calles transcurría el agua de las lluvias mezclada con el de los desagües.

Ahora no se registran lluvias, pero igual se sigue observando una serie de aniegos que contienen aguas servidas, las cuales permanecen por toda la avenida Tarapacá.

A pocos metros de la zona existen dos colegios públicos, por tanto, los alumnos corren el riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad por estar en contacto con las aguas servidas.

En más de una ocasión los vecinos del barrio San José, así como los padres de familia y alumnos de las instituciones educativas Inmaculada Concepción y El Triunfo han realizado una serie de protestas en reclamo del poco accionar de las autoridades.

“Constantemente los desagües colapsan, no se puede vivir en esta zona, si pudiera me mudaría”, refirió Ana Ordinola, moradora del barrio San José.

Los escolares que acuden diariamente a sus clases, tanto en el colegio Inmaculada Concepción, como en El Triunfo, tienen que evitar pisar el agua estancada, aunque muchas veces es inevitable.

“A mi hijo le han salido puntos blancos en el cuerpo, no es posible que hayan pasado tantos años y no se pueda dar solución al colapso de los desagües, parece que nuestras autoridades están pintadas”, sostuvo una madre de familia del colegio público Inmaculada Concepción.

TEMOR. En el tema de prevención no se ha avanzado nada en esta zona de Tumbes, los vecinos del barrio San José temen que ante un nuevo Fenómeno El Niño la situación empeore.

“Parece que nuestras autoridades esperan que las lluvias nos vuelvan a afectar para tomarse fotos mientras nos entregan víveres”, expresó Luis Feijoó, quien vive hace más de seis años en la zona.

Algunos vecinos precisan que las autoridades solo llegan hasta la avenida Tarapacá en época de campaña electoral.

“Aquí no se ve ningún trabajo de reconstrucción, parece que se han olvidado que hay niños, mujeres embarazadas conviviendo con las aguas servidas, desearía que nuestras autoridades vivieran aquí para que se den cuenta de lo que tenemos que padecer”, menciona Ana Ordinola.

ACCIÓN LEGAL. El jefe de la oficina Defensorial de Tumbes, Abel Chiroque Becerra, manifiesta que la institución que preside ha estado acompañando desde hace varios años tres procedimientos legales para instar a las autoridades a que velen por los derechos de las personas, ya que se está atentando contra la salud de los ciudadanos.

En tal sentido, manifestó que desde el 2012 se han organizado varias mesas de trabajo, pero no se ha dado una solución.

“La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento ha debido sancionar a la empresa Atusa, porque tampoco ha efectuado acciones que reviertan el colapso que registra la calle Tarapacá”, mencionó Abel Chiroque.

Por otro lado, en lo referente a la vía penal, el jefe de la Defensoría en Tumbes precisa que en el año 2014 se informó a la Fiscalía sobre los hechos que venían ocurriendo y en diferentes operativos coordinados se constató que el problema continuaba.

“Por ello, el año pasado la Fiscalía abre un proceso de investigación contra el alcalde Manuel De Lama, Atusa y el Ministerio de Vivienda”, explica Chiroque.

Ante el poco accionar de las autoridades, y el proceso de investigación de la Fiscalía que avanza de manera lenta, la Defensoría, en compañía del dirigente de Apafa, Jesús Egberto Curo Juárez, presentarán hoy una medida cautelar y se procederá a reiterar a la Fiscalía que realice las acciones necesarias para que se formulen las sanciones correspondientes.

PROMESA. El alcalde de la provincia de Tumbes, Manuel De Lama Hirsh, desde hace tiempo viene prometiendo una obra de saneamiento básico en la zona, pero hasta el momento no se han levantado todas la observaciones efectuadas por Atusa.

Actualmente De Lama se encuentra en Lima, gestionando proyectos en el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; no obstante, los vecinos del barrio San José esperan soluciones inmediatas.