Nuevo informe confirma la contaminación del río Tumbes

Documentos elaborados por seis ministerios, determinan que la población se encuentra en riesgo debido a la contaminación del agua para consumo humano, por los relaves mineros en el Ecuador y el desfogue de desagües en Perú
Nuevo informe confirma la contaminación del río Tumbes

Nuevo informe confirma la contaminación del río Tumbes

13 de Febrero del 2018 - 09:32 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

Un nuevo informe sobre el río Tumbes, principal fuente de abastecimiento de agua en toda la región, confirma la contaminación que posee, debido a la presencia de metales pesados que son consumidos a diario por miles de tumbesinos.

Esta vez, un grupo multisectorial conformado por varios ministerios del Perú, advierten que el vertimiento de relaves mineros, aguas residuales, así como la disposición de residuos sólidos se mantienen activos en la cuenca del río Tumbes.

De acuerdo a los estudios efectuados, el problema incluso se registra desde la época colonial, y persiste hasta la actualidad, sin que las autoridades correspondientes hagan algo para solucionar esta situación que afecta la salud a miles de personas.

AFECTADOS. Correo tuvo acceso al informe denominado “Evaluación de la contaminación de las aguas de la cuenca transfronteriza del río Puyango - Tumbes”. Dentro de las conclusiones que se efectúan resalta que “la mala calidad del agua afecta la salud de las poblaciones que no cuentan con un sistema de tratamiento adecuado”.

En tumbes, la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (Desa) ha determinado que en los reservorios de distribución de agua de los distritos de San Jacinto, San Juan de la Virgen, Aguas Verdes y Matapalo existen altos niveles de concentración de arsénico, plomo, hiero y manganeso.

Asimismo, en los sectores de Rica Playa, La Capitana, Higuerón, Vaquería y Oidor ni siquiera cuentan con una planta de

tratamiento del agua para consumo humano, por tal motivo, los moradores debe de consumir el liquido vital directamente del río Tumbes.

Sin embargo, la población no es la única afectada, sino también las hectáreas de cultivo, y los animales, perjudicando de esa manera a los sectores productivos de agricultura y ganadería.

CONTAMINACIÓN. El informe del grupo multisectorial, convocado por el Ministerio de Relaciones Exteriores a solicitud de la Defensoría del Pueblo, incide en que los vertimientos de los relaves y los desechos propios de la actividad minera en Zaruma y Portovelo, en Ecuador, han cambiado la calidad del agua, elevando la concentración de los metales pesados.

“A la contaminación por causa de la minería, se le suma la correspondiente a las aguas residuales domésticas y la inadecuada disposición final de residuos sólidos”, se lee en el informe.

Pero la contaminación del río Tumbes no es solo consecuencia de la minería en el territorio ecuatoriano, sino que también en el territorio peruano, y para ser exactos, en el mismo departamento de Tumbes, hay causas que agravan esta situación.

La Autoridad Nacional del Agua (ANA), en el año 2016, identificó 34 fuentes contaminantes, clasificándolas en vertimientos de aguas residuales domésticas, letrinas sanitarias y botaderos de residuos sólidos dispuestos en la riberas de los cuerpos naturales de agua.

Es decir, los desagües y un gran porcentaje de basura arrojada por los propios tumbesinos dan a parar hasta las aguas del río que los abastece.

EMEREGENCIA. Ante el alto grado de contaminación del río Tumbes, el año pasado se presentó al Ministerio de Salud (Minsa) el ”Plan para la atención de la emergencia sanitaria de los sistemas de abastecimiento de agua para consumo en la provincia de Tumbes”, elaborado por el Grupo de Apoyo Técnico Especial Sobre Contaminación del Río Puyango - Tumbes.

El fin del mencionado plan de acción es buscar la declaratoria de emergencia sanitaria en Tumbes, para que de esa manera el Minsa destine recursos que deben ser empleados en la población que presenta metales pesados en la sangre. Para ello se necesitan más de S/468 millones.

Una de las primeras acciones que se deberían realizar es la toma de sangre, para saber realmente a qué grado de envenenamiento se ha llegado.

El jefe de la oficina Defensorial de Tumbes, Abel Chiroque Becerra, comenta que esa medida debe ser adoptada de inmediato.

”Si no se toman las muestras, vamos a seguir en la misma burocracia de siempre, es necesario para que se difunda el grado de contaminación con metales pesados que se registra en la población que consumen directamente el agua del río Tumbes”, señaló.

Además agregó que hay población muy vulnerable, como niños, mujeres embarazadas y ancianos, quienes están viendo perjudicados.

A pesar que los documentos fueron enviados al Minsa hace meses, la entidad de velar por la salud de los peruanos aun no ha emitido ninguna respuesta.

RECOMENDACIÓN. Como un paliativo, la Defensoría del Pueblo está recomendando al Gobierno Regional de Tumbes (GRT) que implemente la compra de filtros de agua a la población que no cuenta con una planta de tratamiento para la captación del recurso hídrico y consume el líquido directamente del río.

Lo más leído