Policía incauta más de una tonelada y media de droga

Según el informe de Depandro, en lo que va del año se ha confiscado mayormente marihuana cripy procedente de Colombia; a la fecha hay 100 personas detenidas, 41 peruanos y 59 extranjeros de Ecuador, Chile, Venezuela, Vietnam y del país cafetero
Policía incauta más de una tonelada y media de droga

Policía incauta más de una tonelada y media de droga

09 de Noviembre del 2017 - 09:00 » Textos: Jhoanna Elera » Fotos: Correo

Más de tonelada y media de marihuana, especialmente de tipo “Cripy” ha confiscado la Policía de Tumbes desde enero de este año a la fecha, según un reporte detallado del Departamento Antidrogas (Depandro).

En tanto, hasta noviembre del 2017 se han detenido a 100 personas por tráfico ilícito de drogas, 41 de ellos peruanos y 59 extranjeros procedentes en su mayoría de Colombia, pero también de Ecuador, Chile, Venezuela y del país asiático de Vietnam.

ESTADÍSTICA. De acuerdo al documento, en total se ha decomisado una tonelada 514 kilos con 892 gramos de cannabis sativa (marihuana).

Esta cifra representa el triple del total de esta sustancia que se incautó hasta diciembre del año pasado, la cual oscilaba en 541 kilos con 416 gramos.

Para la Policía esto significa que los rigurosos operativos que se ejecutan son exitosos, sin embargo, continúan en su afán de frenar el tráfico ilícito de drogas en esta zona de frontera, que en su mayoría es usada como puente para llevar el “producto” hacia Lima y posteriormente al vecino país de Chile, en cuyo “mercado negro” se vende hasta más del triple de lo que cuesta en Perú.

Caso aparte significa el total de clorhidrato de cocaína incautado que según esta estadística supera los 17 kilos con 389 gramos. Además, se reporta que en lo que va del año se han decomisado 9 kilos con 399 gramos de Pasta Básica de Cocaína (PBC).

Cabe remarcar que para este año la Dirección Nacional Antidrogas de Lima (Dirandro), según el coronel Juan Carlos Sotil Toledo, jefe de la Región Policial de Tumbes, se trazó como meta confiscar 40 toneladas de droga, habiendo aportado Tumbes hasta el momento con casi dos toneladas de la misma.

DETENIDOS. Al respecto, la Policía Especializada Antidrogas precisa que se han detenido a 100 personas por este delito, 41 de las cuales son peruanas. Del total de extranjeros que han sido sorprendidos en posesión de estupefacientes se encuentran, en mismo número, 41 colombianos. También han sido aprendidos por las fuerzas del orden 14 ciudadanos ecuatorianos, 2 chilenos, un venezolano y un ciudadano vietnamita.

La mayoría de los intervenidos fueron capturados traspasando el alucinógeno bajo la modalidad de “burriers”.

Vale destacar que los agentes especializados detallan que de estas 100 personas detenidas, 12 de ellas se les imputa por microcomercialización de drogas.

En tanto debe subrayarse, que estadísticamente hablando la Policía de Tumbes detiene a 10 personas por mes comercializando drogas.

DESTINO. Los uniformados han detectado que pese a los constantes operativos realizados las mafias de narcotráfico continúan considerando al Perú como el puente más seguro para traspasar la droga hasta Chile donde la comercializan en el mercado negro.

Entre los lugares en donde frecuentemente caen los extranjeros son el Complejo Aduanero de Carpitas en el distrito de Canoas de Punta Sal en la provincia de Contralmirante Villar y en el Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf) ubicado en la provincia de Zarumilla.

También, se ha atrapado “burriers” en el Puesto de Vigilancia del distrito fronterizo de Aguas Verdes, en la vía panamericana a la altura del cruce de Andrés Araujo, en el Complejo Aduanero de Zarumilla y en Cancas.

Este año las mafias han optado por utilizar otras formas de transporte del alucinógeno, dejando un poco de lado la modalidad de las mochilas con doble fondo y la de esconderlas entre productos de primera necesidad.

Las “nuevas” modalidades que han empleado las organizaciones criminales para traspasar la ilegal sustancia son las de camuflar la droga en paquetes tipo ladrillo dentro de compresoras de aire, en baterías de carros y tanques de gas para los vehículos.

También se ha hallado el estupefaciente en equipos de sonido, en máquinas soldadoras, en sacos con pescado seco, en paquetes tipo queso dentro de extintores y camuflada entre fruta a bordo de vehículos de transporte público.

Además, la Policía también ha encontrado marihuana en el interior de la estructura de un deslizador que fue abandonado en Cancas.

LA RUTA. La Policía Antidrogas advierte que la ruta de la marihuana, sobre todo de la variedad Cripy que es la más comercializada por su alto porcentaje adictivo, se inicia en el Valle del Cauca en Colombia, pasando por Guayaquil en Ecuador hasta llegar a la frontera Peruano - Ecuatoriana.

De llegar a burlar los controles en el Cebaf, los llamados “burriers” continúan la travesía por toda la costa peruana desde Tumbes hasta Tacna. De la Ciudad Heroica prosiguen hasta Pisiga, frontera con Bolivia, luego en Iquique, límite entre Bolivia y Chile, para finalmente llegar a Antofagasta en Chile.

La razón de por qué los “Burriers” no ingresa por la frontera peruano- chilena, es porque los carabineros de ese país tendrían minada la línea de frontera.

NEGOCIO. Ante la interrogante de por qué la marihuana cripy es tan cotizada en Chile, los agentes especializados del Depandro explican que es porque posee un alto nivel alucinógeno que conlleva al consumidor a ser más dependiente del estupefaciente.

Vale resaltar que la cripy tiene un mayor efecto alucinógeno y daña el sistema nervioso generando mayor dependencia. Otra característica es que este tipo de marihuana es mejor tratada durante su cultivo que la normal. Es por ello que esta droga se está volviendo muy popular entre los jóvenes.

En el mercado potencial de Chile el precio del cripy es de 9 mil dólares en Santiago y de 7 mil dólares en Antofagasta, zona norte de Chile.