Reportan 353 quejas contra jueces de la región Tumbes

En total se han iniciado 71 investigaciones formales contra magistrados y servidores públicos de la Corte Superior de Justicia de Tumbes. Doce casos ya fueron sancionados y diez todavía se encuentran en evaluación
Reportan 353 quejas contra jueces de la región Tumbes

Reportan 353 quejas contra jueces de la región Tumbes

09 de Julio del 2019 - 10:12 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

Solo en lo que va del presente año la Oficina Desconcentrada del Control de la Magistratura (Odecma) de Tumbes ha recibido 353 quejas contra jueces que laboran en los diferentes órganos jurisdiccionales de la región.

El jefe de la Odecma, José Luis Troya Acha confirmó la cifra y detalló que se han aperturado 71 investigaciones por presuntas irregularidades en los procesos judiciales que comprometen a varios magistrados; asimismo, precisó que ya se aplicaron 12 sanciones a jueces y servidores.

A ello se le suma que aún está en evaluación 10 propuestas de suspensión, además existe una medida cautelar contra un juez acusado de manejar en presunto estado de ebriedad.

“La decisión para aplicar una suspensión, separación o destitución contra algún juez no la toma esta jefatura. La Odecma solo emite una opinión sobre el tema investigado, la cual es enviada a Lima, al Órgano de Control de la Magistratura (Ocma), instancia que determina si corresponde o no tomar acciones correctivas y severas”, aclaró Troya Acha.

Según señaló el jefe de la Odecma de Tumbes, la mayoría de las quejas recibidas giran en torno a la demora en los procesos judiciales, en vista que en ocasiones las audiencias suelen ser aplazadas por los jueces, generando una afectación a los procesados y a los demandantes.

José Troya, manifestó que también se han interpuesto quejas por presuntos maltratos a los litigantes, sobre todo, durante las audiencias.

En tanto, sobre acusaciones de corrupción que involucren a jueces o servidores de la Corte Superior de Justicia de Tumbes, refirió que “no hay mayor incidencia”.

PROBLEMA

A la demora en la resolución de los casos judiciales se le ha sumado otro inconveniente: La propia demora para resolver las quejas reportadas.

“Hemos advertido que cuando se ingresaba una queja por lentitud procesal, esta también demoraba en ser resuelta”, comentó José Troya Acha.

En vista de ello, indicó que se ha emitido una directiva a nivel de la Odecma, cuyo propósito es dar una respuesta inmediata a este tipo de situaciones.

Comentó que una vez reportada la queja, se habilita a la Unidad de Atención del Usuario para que se constituyan al órgano jurisdiccional en el que se está presentando la supuesta deficiencia.

“Por lo general, dentro de un plazo no mayor a 10 días los magistrados se comprometen a efectuar la resolución correspondiente”, sostuvo.

LIMITACIONES

“El déficit de personal y la carencia logística son dos factores que limitan el avance de los procesos judiciales”, mencionó el presidente de la Corte Superior de Justicia de Tumbes, Julio Ernesto Tejada Aguirre.

Frente a ello, indicó que se realizan jornadas maratónicas para avanzar con los casos; no obstante, cada día ingresan nuevos expedientes por lo que resulta difícil aminorar la carga.

En ese sentido, solo en el primer semestre de este año ingresaron 3,839 casos nuevos a los distintos órganos jurisdiccionales.

El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria que ve los casos de corrupción de funcionarios, tiene en espera 389 expedientes sobre irregularidades que atentan contra los intereses del Estado.

En una situación similar se encuentra el Juzgado Laboral, que constantemente recibe casos sobre la vulneración de los derechos de los trabajadores de las diferentes entidades ediles, gobierno regional y de la misma Corte Superior de Justicia.

Gisela Guevara Agurto, presidente de la Sala Laboral Permanente, indicó que de todas formas se está dando celeridad a la resolución de los procesos.

Mencionó que por lo general cada caso es resuelto en un plazo seis meses, aproximadamente.

“No toda la demora es atribuida a nosotros”, aclaró por su parte el presidente de la Sala Penal de Apelaciones de Tumbes, Perú Valentín Jiménez La Rosa.

El magistrado refirió que el Ministerio Público también retrasan algunos procesos por carencia de personal y logística para sus investigaciones, que por lo general son de carácter complejo.

“A inicios de año me di con la sorpresa que recién ingresaban a la Corte de Tumbes, investigaciones fiscales que iniciaron en el 2012”, expresó.

Precisamente sobre este tema, Julio Tejada señaló que hay fiscales que muchas veces no pueden competir con equipos de abogados litigantes, quienes por lo general buscan dilatar los procesos.

“Los corruptos tienen plata y pueden pagar hasta peritos de parte (...) Hay abogados que consideran que aplazando los procesos van a tener éxito”, cuestionó.

EMBLEMÁTICOS

El presidente de la Corte Superior de Justicia de Tumbes, manifestó que dentro de los expedientes que aún están por ser resueltos se encuentran varios casos emblemáticos.

Entre ellos resaltó los procesos judiciales que se le siguen a los presuntos integrantes de “Los Perros Flacos”, “Los Piratas de Puerto Pizarro”, casos de sicariato, y el seguimiento al tema del desfalco sistemático de la Dirección Regional de de Educación de Tumbes (Dret), en el que están investigados varios exfuncionarios.

Julio Tejada agregó que el mayor número de expedientes que reciben a diario tienen que ver con la comisión de delitos contra la vida, el cuerpo y la salud. Remarcó que el número de casos de violencia familiar ha aumentado y los delitos contra el patrimonio han disminuido en cierta medida, a comparación del 2015, en que se recibían hasta 600 casos mensuales, aproximadamente.

Lo más leído