Tres rutas de la droga tiene la región Tumbes en provincias del interior

La marihuana tipo “cripy”, la hoja de coca y pasta básica de cocaína son los principales estupefacientes transportados en las regiones del norte. La Policía Antidrogas intensifica los operativos en carreteras
Tres rutas de la droga tiene la región Tumbes en provincias del interior

Tres rutas de la droga tiene la región Tumbes en provincias del interior

06 de Agosto del 2018 - 09:46 » Textos: Redacción Norte » Fotos: Correo

El narcotráfico continúa siendo el flagelo que aún no puede ser erradicado en el país y las ciudades del norte son los puntos preferidos por los narcotraficantes para transportar la droga.

Desde Tumbes hasta Áncash, conozcamos cuáles son las rutas que utilizan los facinerosos para traspasar las fronteras.

TUMBES. Según fuentes policiales, en Tumbes existen tres rutas frecuentadas por las organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilícito de drogas.

Un camino común pero riesgoso para los “burriers” empieza en el Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf) del distrito de Aguas Verdes, luego vía la Panamericana Norte hasta cruzar el puesto aduanero de Carpitas de Canoas de Punta Sal.

En lo que va del año 2018 se detuvieron 72 personas, 36 de ellas de Colombia, por el delito de tráfico ilícito de drogas en Tumbes; 20 fueron puestos en libertad.

De acuerdo al cuadro estadístico de la Unidad Antidrogas (Uniandro) de la Policía, desde enero hasta el 5 de agosto de este año se han decomisado 2,132 kilos y 383 gramos de marihuana tipo “cripy”, procedente de Colombia en diversas modalidades. Mientras que se incautó 44 kilos de alcaloide de cocaína.

La otra ruta es la zona fronteriza de Quebrada Seca en el distrito de Matapalo, que sigue por Cerro Blanco de San Juan de la Virgen, luego Pampas de Hospital, cruzan el puente Francos y enlazan a San Marcos, Cañaveral (Casitas) hasta Quebrada Fernández (Canoas de Punta Sal) con límite a Máncora (Piura).

Los “mochileros” también emplean la ruta que va por el Puente Internacional, que une Ecuador y Perú, siguen su trayecto por la carretera Panamericana Norte para burlar el control aduanero de Carpitas, suben a Máncora y continuan su camino al sur del país.

Las modalidades que han empleado para traspasar la ilegal sustancia son en paquetes tipo ladrillo o láminas en las estructuras de automóviles.

Asimismo, en el interior de embutidos, pescado y carne, y acondicionadas en las estructuras de cooler de plástico y tecnopor y otras modalidades.

PIURA. “La zona norte es una zona de tránsito, no de producción; el objetivo de los traficantes es llegar a España, Bélgica o Bruselas, donde el precio es de 45,000 dólares el kilo. A medida que pasan los controles aumenta el costo”, informó el jefe de la Macro Región Piura-Tumbes, general PNP César Cervantes Saavedra.

Existen varias rutas usadas por los narcotraficantes para el traslado de marihuana tipo “cripy” y de clorhidrato de cocaína.

Una de ellas es la Panamericana Norte, en la que vehículos llegan desde Colombia, ingresan por Tumbes, siguen hasta Piura, y finalmente van hacia Trujillo y luego a Lima, para luego ir a Chile.

Otra vía se origina en Colombia, luego se dirige al cantón Andaluza (Ecuador), llega hasta Ayabaca, cruza por Paimas, Sullana, Piura y, finalmente, es transportada hasta Trujillo.

La tercera tiene el mismo origen, pero al llegar a territorio peruano ingresa por Ayabaca, sigue por el caserío de Lagunas, Sapillica, Tambogrande, Chulucanas hasta Huancabamba, provincia que es usada para evacuar el estupefaciente al extranjero.

La cuarta ruta también incluye a Ayabaca, pero varían los caminos rurales en Pacaipampa, Lagunas, Sapillica, Tambogrande y Piura, para luego salir por Lambayeque y ser llevada al extranjero.

Otra es la ruta marítima en la que la droga proveniente del Valle de los ríos Apurimac, Ene y Mantaro (Vraem), pasa por la sierra de Piura para ser embarcada en el puerto de Paita o en las caletas de la zona costera.

LAMBAYEQUE. El jefe de la Región Policial de Lambayeque, coronel PNP Rubén Jerí Juscamaita, informó que la ciudad es solo ruta de tránsito y no de elaboración de droga. El oficial señala que llegan de la selva para dirigirse a la frontera norte e incluso al sur.

“Están registrados como indicativos Piura, puerto de Paita; por el lado sur de Salaverry va hacia Lima. Hay algunos casos que también han llegado desde Lima para llevarlo a los países vecinos del norte o para sus embarques al extranjero vía marítima”, añadió.

Sin embargo, existe en la región lo que es la microcomercialización de estupefacientes, tanto PBC como marihuana. Son en su mayoría clanes familiares los que expenden la ilícita mercancía.

De igual forma, recordó que una de las organizaciones más grandes que ha sido intervenida este año, es la de “Los Quimicos de Lambayeque”, a cuyos integrantes se les halló en posesión de 50 kilos de PBC.

LA LIBERTAD. En esta parte del país, la Policía Antidrogas ha detectado tres rutas que sirven para el sembrío de marihuana y hoja de coca, así como vías para el paso de la misma a otras provincias del país.

Como primera ruta se ha detectado a la provincia de Pataz, cuyo distrito limítrofe, Huancaspata, sirve como un punto de transporte para el traslado de los estupefacientes hacia la ciudad de Huánuco.

Asimismo, los comercializadores utilizan la zona fronteriza de esta misma provincia con Áncash para lograr trasladar la droga hasta Lima y luego sacarla del país.

Otro punto considerado como ruta es la provincia de Gran Chimú, desde donde también se ha detectado que se cultuva y comercializa la materia prima para la elaboración de clorhidrato de cocaína.

En la provincia de Sánchez Carrión, específicamente en el distrito de Chugay, en varios operativos de la Policía se han encontrado hectáreas de plantones de marihuana, las mismas que han sido incineradas.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Policía, la principal modalidad por la cual es trasladada esta ilegal mercancía es vía terrestre, camuflada como encomienda y transportada en buses por trochas carrozables, que en algunos casos no cuentan con vigilancia policial.

En esta parte de la región se han detenido a cientos de personas por trasladar droga camuflada como encomienda.

ÁNCASH. En la región Áncash, clanes familiares son los encargados de “trabajar” en la salida de droga que tiene como destino las ciudades de Lima o Trujillo en La Libertad.

La zona altoandina de la región es el lugar elegido por los narcotraficantes para darle salida a la droga, que generalmente es marihuana.

La Policía indica que la droga sale de Huánuco, pasa por Huacarachuco, llega a Sihuas y luego es trasladada por Chuquicara, en donde cada vez más son los detenidos dentro de vehículos interprovinciales. Incluso, la Policía ha descubierto importantes cantidades de droga que son trasladadas por esta vía a modo de encomiendas.

El jefe de la Región Policial Áncash, coronel PNP Felipe Eslava, refirió que en cuanto a microcomercialización hay una importante producción de la Policía, a través de sus diversos operativos. Así, por ejemplo, se tiene que hasta abril de este año, se han podido decomisar 10, 874 “ketes” de Pasta Básica de Cocaína (PBC), 157 kilogramos de marihuana y 174 “pacos” de esta misma droga, así como 116 plantones; 17 kilogramos de látex de opio y 243 kilos de hoja de coca.

Lo más leído