Temas

Tumbes: Capitán Hoyle, un pueblo que se siente olvidado por el Estado

El caserío que pertenece al distrito de San Jacinto no cuenta con los servicios básicos como el agua potable, alcantarillado y la señal de televisión nacional. Hoy está aislado en vista que su carretera está interrumpida por las lluvias
Tumbes: Capitán Hoyle, un pueblo que se siente olvidado por el Estado

Tumbes: Capitán Hoyle, un pueblo que se siente olvidado por el Estado

21 de Abril del 2017 - 08:41 » Textos: Fernando Castillo » Fotos: Correo

La población de Capitán Hoyle, del caserío del distrito de San Jacinto, ubicada en la región de Tumbes, se siente olvidada por el Estado, en vista que no cuenta con los servicios básicos como el agua potable, alcantarillado y la señal de televisión nacional. Hoy se encuentra aislada debido a que su carretera está interrumpida por las fuertes lluvias.

Este pueblo del territorio peruano es frontera con Ecuador, la gente se dedica a la ganadería y en menor escala a la agricultura.

En Capitán Hoyle se consume agua de la quebrada lo que es un riesgo para la salud, algunas familias tienen que cruzar la frontera para abastecerse del líquido elemento de lado ecuatoriano, que cuenta con el recurso hídrico potable.

Este caserío recibe energía eléctrica de las redes de Ecuador en el marco de un convenio entre ambos países.

El teniente gobernador de Capitán Hoyle, Esgar Astudillo Rueda, lamenta la indiferencia de las autoridades del gobierno local, regional y central por el poco interés que muestra con su gente del interior. Todo lo contrario sucede con el país del Ecuador, que le brinda atención a la población de Cazaderos manteniendo así su frontera viva.

“No contamos con agua potable, tenemos que hacer pozos en la quebrada para poder obtener el recurso hídrico, sin embargo al frente en Cazaderos en Ecuador las condiciones son diferentes, ellos cuentan con todos los servicios básicos como agua potable”, manifiesta la autoridad política del sector.

El agua extraída del subsuelo la tienen que hervir para luego consumirla, pocos pueden acceder a un bidón de agua purificada no solo porque tienen que ir hasta la ciudad de Tumbes a comprarla sino la mayoría no dispone de dinero para adquirirla.

Astudillo refiere que no tienen señal televisiva y el medio de comunicación masivo que disponen es la radio, pero ahí están más enterados de los acontecimientos del vecino país.

“La señal de las radios nacionales son débiles, y las pocas que se captan son musicales. En cambio la cobertura es mayor de las emisoras del Ecuador. Conocemos más de lo que sucede en el otro país que en el Perú”, detalló.

La autoridad política sostiene que no tienen señal de telefonía móvil, y para comunicarse con otros lugares lo hacen a través de un teléfono comunitario, que recién el martes 18 de abril ha sido reparado tras estar inoperativo, por un lapso de dos meses, resultando un medio importante para comunicarse con el exterior.

El internet que llega a Capitán Hoyle proviene del Ecuador. Un morador de este caserío mensualmente tiene que ir a pagar 20 dólares por este servicio al vecino país. “Cada persona para acceder al internet paga por una hora 2. 50 soles y navega vía WI-FI desde el celular”, indica.

PATRIOTISMO. Esgar Astudillo precisa que pese a la poca atención que recibe del Estado la población de su pueblo conserva su amor por el Perú, incluso hace un par de semanas tres jóvenes, viajaron en el helicóptero que trajo ayuda humanitaria por emergencia, para enrolarse al Ejército a fin de realizar su servicio militar voluntario.

“Creo que el patriotismo se vive más en la zona de frontera que en la ciudad. Nosotros estamos cuidando nuestra frontera, lo recomendable es que las autoridades de turno nos brinden una mejor calidad de vida”, señala Esgar Astudillo Rueda.

Por su parte, el poblador José Neira Sosa indica que gracias a la Defensoría del Pueblo se ha podido conocer su problemática y a través de esta institución las autoridades han podido atender parte de sus necesidades.

“En Capitán Hoyle se está ejecutando la obra de mejoramiento del colegio María Parado de Bellido N° 091, la misma que está paralizada desde el 27 de marzo. La encargada de la construcción es la empresa consorcio M&J y el monto de inversión es más de 2 millones 421 soles”, señala el morador.

Explica que aún no se ha terminado de instalar las dos aulas prefabricadas para que los alumnos del nivel primaria y secundaria puedan recibir sus clases en mejores ambientes, mientras culmine la obra de su nuevo local.

“Las aulas portátiles lleva varias semanas sin armar. La vez pasada que llegó el ministro de Trabajo Alfonso Grados se comprometió a instalar pronto estas aulas, sin embargo ha vuelto a nuestro pueblo el martes 18 de abril, y todo sigue igual”, sostuvo.

José Neira precisa que faltan los tijerales, que cada uno tiene una altura de siete metros, y que el general del Ejército, quien llegó con el ministro, asumió en trasladar dicho material con camiones de su institución, pero hasta el momento no ha cumplido.

“En Capitán Hoyle son un total de 40 alumnos, una parte estudia en tres carpas, mientras otro grupo lo sigue haciendo en dos locales, uno en la iglesia católica y otro en la evangélica. En este calor estudiar en las carpas es insoportable para los niños y niñas”, sostuvo.

Además los estudiantes nos disponen de servicios higiénicos, por lo que tienen que hacer sus necesidades fisiológicas al aire libre, arriesgando su seguridad personal.

“Pedimos que traigan baños portátiles para que los niños no vayan hasta el campo”, acotó Neira.

Con la fuerte lluvia de la noche del miércoles que se prolongó hasta el día siguiente en este caserío, originó que una carpa acondicionada para una aula colapsara.

CARRETERA. Los pobladores del caserío de Capitán Hoyle piden al gobierno que se rehabilite de manera urgente la carretera, que une este centro poblado con otros puntos de la región de Tumbes, debido a que actualmente se encuentran aislados.

Esgar Astudillo Rueda señala que a consecuencia de las fuertes lluvias las vías de acceso a su localidad se han dañado, por lo que es necesario que el gobierno regional envíe su maquinaria para rellenar los huecos, y permitir la transitabilidad de los vehículos.

“Para traer nuestros productos a venderlos a Tumbes, tenemos que estar rellenando los huecos para que el carro avance. El pasado lunes por la mañana salió una comisión de pueblo con dirección a Tumbes, pero la camioneta no pudo llegar en vista que la quebrada El Limón estaba cargada”, detalla Astudillo.

El 19 de abril, dos dirigentes junto a una representante de la Defensoría del Pueblo se reunieron con el director regional de Transportes y Comunicaciones, Armando Navarrete, para buscar soluciones.

“El tractor no ha podido desplazarse hasta el lugar, debido a que una pieza se malogró y en esta semana debe estar operativa la maquinaria para llevar a cabo la rehabilitación de vías, mientras más adelante se ejecute un proyecto de inversión pública de mejoramiento de la carretera”, detalló Armando Navarrete.

La obra de mantenimiento de las vías del tramo Huasimo-Teniente Astete tiene un presupuesto de un millón 412 mil soles, y de Astete a Hoyle un monto de 295 mil soles.