Refiere que se han presentado una serie de irregularidades que han puesto en riesgo la inversión de los recursos asignados.
Refiere que se han presentado una serie de irregularidades que han puesto en riesgo la inversión de los recursos asignados.

El consejero Antonio Espinoza Soriano manifestó que solicitará a la Contraloría que efectúe auditorías financieras en la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Tumbes y el Hospital Regional José Alfredo Mendoza Olavarría (JAMO).

VER MÁS: Vacunan a 13,555 menores contra el COVID-19 en Tumbes

A decir del fiscalizador, en los últimos años se han presentado una serie de irregularidades que han puesto en riesgo el buen recaudo e inversión de los recursos asignados a estas unidades ejecutoras del Gobierno Regional de Tumbes.

“Hay elefantes blancos, denuncias que hemos venido formulando, la auditoría permitirá determinar en qué y de qué manera se utilizó el presupuesto y si existen perjuicios económicos”, mencionó.

Espinoza Soriano remarcó que aún existe una brecha de inversión en el sector Salud para mejorar la atención de los pacientes, además cuestionó la labor que ha venido desempeñando el titular de la Diresa, Harold Leoncio Burgos Herrera.

Cabe precisar que en reiteradas ocasiones ha solicitado su cambio.