De 1,200 soldados que se desplegaron en el distrito de Aguas Verdes para evitar ingreso de extranjeros ilegales, solo se mantiene más de 30%.
De 1,200 soldados que se desplegaron en el distrito de Aguas Verdes para evitar ingreso de extranjeros ilegales, solo se mantiene más de 30%.

De 1,200 soldados del Ejército que se desplegaron a inicio del año en la línea de frontera Perú-Ecuador, específicamente en la región , para reforzar la vigilancia en los pasos ilegales por donde ingresan ciudadanos extranjeros sin control sanitario y, de esa forma, evitar la propagación de la . Actualmente solo permanece un aproximado de 400 militares. En tanto, 160 agentes policiales siguen custodiando la zona.

VER MÁS: Tumbes: Ilegales utilizan nuevas rutas para entrar al país

Desde fines de enero del presente año en la provincia de Zarumilla, especialmente en el distrito de Aguas Verdes por disposición del Ejecutivo se movilizó a 1,200 militares, así como 54 vehículos que se ubicaron en tres líneas de contención que garantice junto a la Policía la detección, intervención y devolución de quienes intenten ingresar ilegalmente.

Los puntos estratégicos como el Puente Bolsico, sectores La Sal y Playa Sur, estaban con gran contingente militar y policial. Ahora solo estas zonas tienen en gran número a personal de la PNP, que proviene de la USE Norte, Frontera y de distintas comisarías de la provincia de Zarumilla.

Según fuentes militares, permanecen cerca de 400 soldados en la zona de frontera; sin embargo, la cifra se volvería a incrementar recién en los próximos días. Además, indicaron que varios vehículos encargados del desplazamiento militar, están actualmente en mantenimiento.

Sigue pasos ilegales

Aunque los operativos son constantes, la lucha contra el contrabando y el ingreso ilegal de extranjeros parece de nunca acabar, pues ante las restricciones siguen pasando de Ecuador a Perú, y viceversa.

Las organizaciones criminales siguen operando en la zona fronteriza y hacen pasar a personas ilegales por los puentes clandestinos de Ecuador a Perú, aprovechando que la seguridad en el lado peruano ha disminuido.

Diario Correo observó que decenas de venezolanos con equipajes pernoctan en diferentes puntos de la ciudad de Tumbes, tras haber burlado el control e ingresado al país durante la noche. Después, varios de ellos siguen su viaje al sur en busca de una fuente de empleo.

VIDEO RECOMENDADO