Tumbes: Dos muertes a sangre fría en los distritos de Corrales y Canoas

En el caserío de Realengal del distrito de Corrales, unos facinerosos asesinan de 2 machetazos a sexagenario mototaxista tras robarle su herramienta de trabajo, mientras que en un bar en Cancas, joven pescador muere de un corte en la yugular
Tumbes: Dos muertes a sangre fría en  los distritos de Corrales y Canoas

Tumbes: Dos muertes a sangre fría en los distritos de Corrales y Canoas

23 de Mayo del 2017 - 09:58 » Textos: Jhoanna Elera » Fotos: Correo

Trágico amanecer. Dos horrendos crímenes enlutan a dos familias en el caserío de Realengal del distrito de Corrales, provincia de Tumbes; y en Cancas, capital del distrito de Canoas de Punta Sal, provincia de Contralmirante Villar.

Las víctimas de estos hechos de sangre son un sexagenario mototaxista asesinado a machetazos, por presuntamente, oponerse al robo de su herramienta de trabajo y un joven pescador, quien fue atacado de un corte en la yugular.

CORRALES. Ayer al promediar las 7:20 de la mañana una llamada telefónica alertó a los agentes de la comisaría de Corrales sobre el hallazgo de un cadáver que yacía en un charco de sangre en la vía carrozable que conduce al fundo agrícola “La Noria”- conocido también como la Poza del Lagarto o del Cachaco-.

La víctima fue identificada como Aguilio Murrieta Saldarriaga (63), quien fue encontrada en posición decúbito dorsal (boca arriba) con dos machetazos: uno en la cabeza y otro a la altura de la ceja.

La Policía del sector reveló que los restos del occiso no presentaban hematomas a simple vista en el resto de su cuerpo.

Las primeras pesquisas de los agentes del orden apuntan que el padre de familia fue asesinado por unos forajidos, teniendo como móvil del crimen despojarlo de su motokar en la que prestaba servicio público.

Sin embargo, los familiares de la víctima piden a las autoridades policiales y al Ministerio Público que investiguen a fondo.

Uno de los deudos del sexagenario mototaxista refiere que al promediar las 5:00 de la madrugada de ayer, Aguilio Murrieta Saldarriaga se despertó diciendo que lo habían llamado al celular para que fuera a recoger un cargamento de urea (abono) y lo llevara a la zona de chacra conocida como Poza del Lagarto, sin presagiar lo peor.

No obstante desconocen quién fue la persona que le solicitó la carrera, puesto que tampoco se encontró el celular del occiso.

Aunque sostienen que el mototaxista no tenía ningún tipo de rencillas con nadie, los familiares piden que se investigue y no descartan que también haya sido por una venganza.

Vale destacar que en la escena del crimen no se encontró la mototaxi Zongshen de color amarillo del occiso (que a decir de los deudos no era nueva) ni tampoco su teléfono celular.

Hasta el lugar acudió el personal de Homicidios y Criminalística de la Policía, el fiscal Belisario Martínez Burga de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Tumbes y la médico legista Carmen Risco Granda, para el levantamiento del cadáver hacia la morgue de Tumbes.

En tanto, la Policía especializada investiga el caso con las evidencias e indicios recogidos en el cuadro de sangre.

CANCAS. Un joven pescador murió en manos de su amigo, quien le cortó la yugular en circunstancias que libaban en el interior de un bar en Cancas, capital distrital de Canoas de Punta Sal, provincia de Contralmirante Villar en la región Tumbes.

De acuerdo al informe policial, la tragedia se registró el domingo último alrededor de las 11:00 de la noche en el bar “El Palillo”, ubicado en la calle Luis Chamba Uriarte, a espaldas de La Casa del Pescador.

Hasta este local llegó la víctima Jhon Paul Estrada Ascorbe de 27 años de edad, junto a su amigo Jean Carlos Apolo, para beber y departir un momento agradable.

Según fuentes policiales, luego de varias horas y en evidente estado de ebriedad, el occiso se habría negado a pasarle el vaso con cerveza, por lo que su acompañante Jean Carlos Apolo en un ataque de ira y sin mediar palabra, rompió una botella de cerveza que tenía en la mesa y con el pico de esta lo atacó en la yugular, ocasionándole la muerte inmediata.

Al ver que la víctima Jhon Paul Estrada se desangraba y caía al piso en contados segundos, el agresor huyó con rumbo desconocido.

Enseguida los testigos dieron cuenta del violento hecho a los efectivos de la comisaría de Cancas, quienes llegaron y aislaron la zona hasta la llegada de la representante del Ministerio Público, María Elena Rodríguez Muñoz, fiscal adjunta de la Fiscalía Mixta de Contralmirante Villar para el recojo de las evidencias.

El cadáver del occiso fue trasladado a la Morgue Central de Tumbes, a fin de que le practiquen la necropsia de ley.

La Policía investiga este nuevo hecho de sangre y se encuentra tras los pasos del homicida Jean Carlos Apolo, quien ha sido reconocido por los parroquianos que se encontraban en el bar al momento de la tragedia.

Lo más leído