Tumbes: Hallan más de 900 municiones en una casa

Agentes del orden realizan un operativo en el balneario de Punta Sal. Los proyectiles de uso militar y policial se encontraban enterrados.
Tumbes: Hallan más de 900 municiones en una casa

Tumbes: Hallan más de 900 municiones en una casa

20 de Abril del 2015 - 14:25 » Textos: Marisol Bobadilla

Cerca de mil municiones para uso policial y militar fueron halladas escondidas bajo tierra dentro de la casa de playa de un conocido empresario limeño, en el distrito de Canoas de Punta Sal, en la provincia de Contralmirante Villar, en la región Tumbes.

OPERATIVO. Un informante alertó al Personal del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) sobre la existencia de estos proyectiles en una casa de playa a inmediaciones del Hotel Decameron.

Los agentes montaron un operativo el sábado a las 6:30 p.m con participación de las fiscales Paola Saavedra Valladares y Jacqueline Chacón Delgado, de la Fiscalía Provincial Mixta de Contralmirante Villar.

Según la Policía, el inmueble, de propiedad de Juan de Dios Olaechea Álvarez Calderón, está ubicado en el balneario de Canoas de Punta Sal, a la altura del kilómetro 1187 de la carretera Panamericana Norte.

Los agentes acudieron a dicha vivienda encontrándose con Ofelia Rojas Zavaleta, quien manifestó ser representante legal de Olaechea.

Los efectivos policiales ingresaron a la casa y realizaron un registro de la misma.

Según la información que se tenía se cavó un hueco en la tierra que estaba oculto debajo de una palmera.

Tras excavar más de un metro de profundidad se halló un saco blanco de polietileno en el que se encontraban las municiones.

MUNICIONES. Al verificar se descubrió 901 municiones calibre 7,62 mm de diferentes marcas de fusil de largo alcance, 75 cartuchos calibre 16 marca Nobel Sport.

Además se incautó un proyectil calibre 40 marca Federal, ocho cartuchos calibre 12 mm marca Fob percutados y dos balas sin percutar deterioradas.

Lo decomisado hace un total de 987 municiones.

MILITAR. Cabe mencionar que parte de los cartuchos y municiones se hallaban oxidados y en mal estado de conservación.

Según fuentes policiales, los proyectiles incautados son de uso militar y policial.

El material confiscado fue trasladado por los uniformados a la base del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Tumbes, donde se continúan las investigaciones del caso.