Temas

Martín Mendoza del Solar: “El peruano es romántico”

Martín Mendoza del Solar, gerente general de Kukyflor. El especialista afirma que la venta de flores se ha incrementado en los últimos años y que el cliente es cada vez más exigente.
Martín Mendoza del Solar: “El peruano es romántico”

Martín Mendoza del Solar: “El peruano es romántico”

08 de Febrero del 2016 - 07:50 » Textos: Ada Luz Valdivia » Fotos: César Grados

Lo que empezó un día como una salida de emergencia, luego se convirtió en un próspero negocio con 17 puntos de venta en Lima. Kukyflor inició hace más de 20 años, gracias al ingenio de José Luis Lozada. Con motivo del Día de San Valentín, Martín Mendoza del Solar, gerente general de Kukyflor y sobrino del dueño, cuenta detalles sobre la venta de flores en el Perú.

¿Cómo nace la empresa?

Fue fundada por mi tío José Luis cuando estudiaba Ingeniería Industrial en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Él se “cachueleaba” tocando piano en el club Suizo y un día, cuando las personas del lugar estaban buscando rosas para regalar a sus comensales por el Día de la Madre, mi tío les dijo: “Si quieren yo se las traigo”. Así que compró las rosas por la PUCP y se fue a Miraflores. Entonces se dio cuenta de que nadie abastecía a los restaurantes y comenzó a repartir flores en los locales de este distrito. Luego sacó una camioneta, compró unos terrenos en Yungay y, finalmente, abrió la tienda en un centro comercial.

¿Ustedes cultivan sus propias flores?

La mayoría sí, pero no todas. Tenemos plantaciones en Yungay y en Huaral. A Yungay llegamos por casualidad, porque había una oferta y mi tío vio que era un buen piso para cultivar rosas. Luego se pasó al distrito de Mancos, en Áncash, donde ahora cultiva las liliums; y en Huaral, uno de mis tíos tenía una chacra, así que la alquiló. No lo hacemos en Lima porque el clima no ayuda mucho, es muy nublado y hay demasiada humedad, las rosas necesitan un poco más de frío y radiación.

¿Qué se valora en este tipo de negocio?

Los detalles, que las flores estén bien acabadas, que el lazo vaya con el color de la flor, que la dedicatoria esté bien lograda y que el florero tenga un buen acabado. Hay floreros que son baratos y se ven muy simples, y eso no te genera muchas ventas. Se cuidan mucho los detalles.

¿Cuáles son los principales retos? 

Por un lado, hay mucha competencia formal e informal, principalmente la última porque tienen costos con los que uno no puede competir. Por otro lado, el consumidor cada vez es más exigente: busca mejores arreglos, innovadores, con buenos acabados y floreros más bonitos. Por último, está creciendo mucho el consumo de flores, tanto en hombres como en mujeres, ya no es solo un regalo típico de la pareja. Existe bastante demanda, el peruano es romántico.

Durante estos años, ¿cómo ha cambiado el comportamiento de los clientes?

Antes no se le pensaba regalar flores a un hombre, ahora sí. Hay muchas chicas que llaman para tener un detalle con su pareja. Además, la gente está más abierta a adornar su casa con flores. Las orquídeas también han tenido una buena acogida, antes eran carísimas, ahora son más accesibles.

¿Qué pasa en fechas como el Día de San Valentín?

En la semana de campaña se puede vender lo mismo que en un mes regular. Es un caos total. ¿Has visto a los malabaristas? Son un “chancay de a veinte” al lado de nosotros. Por ejemplo, tenemos que hacer tres turnos de ocho horas. Un equipo recibe la flor para cortarla y ponerla en el agua, otro equipo pone las mallas, otro las separa por docenas y colores y otro las pones en los floreros. Son cadenas de producción que tienen que trabajar muy bien coordinadas. Los días previos a la campaña se trabajan 24 horas.

DATO

Martín Mendoza del Solar. Gerente general de Kukyflor. Es egresado de Ingeniería Informática de la Pontificia Universidad Católica del Perú y empezó a trabajar en Kukyflor en 2011.


17 puntos de venta en Lima posee la empresa, la mayoría en Wong y Metro.

2 fechas fuertes para el negocio: Día de San Valentín y Día de la madre.

14% creció la empresa el año pasado y acaba de abrir una tienda en enero.