Jaime Bayly: "La política en el Perú es el refugio de los canallas y el burdel de los improvisados" (VIDEO)

Escritor y periodista presentó su última novela, "Pecho Frío", en la FIL Lima 2018

30 de Julio del 2018 - 10:35 » Textos: Carlos Narciso | enarciso@grupoepensa.pe » Fotos: Difusión

Anoche, en su segunda participación en la 23ª Feria Internacional del Libro de Lima, el periodista y escritor peruano Jaime Bayly presentó su nueva novela titulada "Pecho Frío" (Alfaguara, 2018), publicación que el mismo autor calificó de "sátira sobre el Perú".

En ese sentido, el controvertido conductor de televisión aprovechó la ocasión para referirse a la crisis que vive la política nacional tras la difusión de varios audios que vienen desnudando la corrupción que existe en las instituciones más poderosas del Estado y alentó a las "mentes más brillantes" a entrar en política.

"Los peruanos mejor educados, que son hombres de éxito, que tienen dinero, que aman al Perú, que sufren las tribulaciones de la gente desposeída, desheredada, son los que tienen que entrar en política. Si las mentes más brillantes y los espíritus más nobles no entran en política, estamos jodidos, porque la política va a terminar siendo siempre un oficio de canallas, de bribones, de malhechores, de forajidos, como lo es ahora", expresó.

"La política en el Perú es el refugio de los canallas, es el burdel de los improvisados y los aventureros. No lo podemos permitir", sentenció.

SUS CANDIDATOS

El autor de "No se lo digas a nadie" (1994) propuso como candidatos presidenciales al empresario Gastón Acurio y al actor y exministro de Cultura, Salvador del Solar.

"Tenemos que propiciar el surgimiento de nuevos líderes políticos. Pienso en Gastón Acurio, Salvador del Solar, en ningún caso pienso en Phillip Butters, pienso Alberto Beingolea, a lo mejor Julio Guzmán. Habría que darle una oportunidad", señaló al conductor del recordado programa "El Francotirador" para luego dar su opinión sobre a la excandidata de izquierda Verónika Mendoza.

"No estoy viciosamente enemistado tampoco con Verónika Mendoza. El Perú necesita una izquierda democrática, no chavista. Quiero darle a esa señora la oportunidad de que demuestre que ella puede ser como Michelle Bachelet, una líder de izquierda, moderna, democrática, progresista. ¿Será capaz? Tengo mis dudas. Pero el Perú necesita también una izquierda. En democracia, la derecha, el centro y la izquierda tienen que cohabitar respetando las reglas. Ahora, si Verónica es chavista y quiere hacer con el Perú lo ha hecho Maduro y antes Chávez con Venezuela, yo me iré a la guerra con ella también", puntualizó el locuaz narrador.

"Pero lo que quiero decir es que el Perú va bien y tiene futuro porque el Perú son ustedes, nunca olviden eso. El Perú no son los políticos, el Perú somos los ciudadanos. El poder lo tenemos nosotros. No olviden eso", remató.

MARCO AURELIO DENEGRI

Una persona del público le pidió a Bayly que tuviera algunas palabras para con el recientemente fallecido intelectual peruano Marco Aurelio Denegri y el periodista destacó la sabiduría del desaparecido conductor del programa cultural "La función de la palabra".

"A Marco Aurelio Denegri no le asustaba ir contra la corriente, no le asustaba estar en minoría. Era un agudo provocador. A mí me desplomó más de una vez. Despellejaba sin compasión mis libros, pero era una mirada profundamente ilustrada. Yo siempre lo respeté y lo admiré muchísimo", recordó.

"Además, Dios lo tenga en su gloria, era como yo: un gran pajero (risas de Bayly y del público). Era un hombre que celebraba las virtudes el onanismo. Esto es algo que me dijo cuando lo entrevisté. Además, esto no lo escondía, no lo camuflaba; él estaba dispuesto siempre a alegar a favor de la masturbación. Decía que la masturbación te desasnaba, te espabilaba, y además te permitía reconocer tu identidad, reconciliarte con tus sueños", indicó.

"Él era una ave rara en el Perú porque era un hombre culto, que leía, y que se atrevía a decir lo que pensaba. Él no trataba de caer bien", dijo Bayly para después invitar al público a buscar la sabiduría en el arte.

"Ojalá el Perú admirara a gente como Denegri... Hay que buscar la sabiduría y la belleza, no entre los militares, no entre los políticos, sino en el arte, en los pensadores, en los poetas, en los escritores, en los músicos, en los pintores, en los cineastas. Ahí hay que buscar la sabiduría, en los museos, en las bibliotecas. Esto es lo que hizo tan sabiamente Marco Aurelio Denegri", recomendó el esposo de la joven escritora Silvia Núñez del Arco.

LA NOVELA

Antes de firmar autógrafos y tomarse fotos con sus seguidores por casi dos horas, el autor de "Los últimos días de la prensa" (1996) y "Los amigos que perdí" (2000) ofreció detalles de su última novela, "Pecho Frío", que narra la suerte que corre un humilde y varonil empleado de un banco después de darse un apasionado beso en televisión nacional con un conductor llamado "Mama Güevos" y así poder ganarse un viaje doble a Punta Sal con todo pagado.

Con ese beso, "Pecho Frío", el protagonista, pierde su trabajo, a su esposa, pero gana fama y un empleo en un movimiento homosexual, aunque a él eso no le importe.

"La novela es una reflexión sobre cómo la fama puede cambiarte la vida. La fama, la exhibición pública, la notoriedad y las subsiguientes inevitables vulgaridades a lo que todo ello te obliga, te cambia la vida. Y la fama, a Pecho Frío, se la va a cambiar. Yo no sé si para bien o para mal, pero se la va a cambiar y de un modo radical" adelanta el escritor de 53 años.

"Pecho Frío, ya sin esposa, no siendo cajero bancario, empleado del movimiento homosexual, litigante gallardo contra 'Puto Amo' (su exjefe), comprende que para ganar el juicio hay que sobornar al juez. Por supuesto, estamos en el Perú. En este país, para ganar un juicio, hay que grabar al juez, hay que coimear al juez. Es lo ideal, ¿no? Y esto es lo que van a hacer 'Pecho Frío' y sus amigos del movimiento gay", le contó a la audiencia.

"Ahora no solo es famoso, Pecho Frío se hace millonario. Y como se ha vuelto un hombre famoso, que se ha atrevido a un forcejeo de tú a tú con 'Puto Amo', entonces la clase política ve también en 'Pecho Frío' a un potencial congresista. ¡Por qué no! Reúne todos los requisitos: es un improvisado, es un aventurero, es un coimero, no tiene idea de nada y quiere ser famoso. De manera que todos los políticos dicen: lo natural es llamarlo. Y lo llaman", relata Bayly provocando la risa del público.

REFLEXIÓN

"La novela es un reflexión sobre cómo el azar te cambia la vida, sobre cómo el azar dicta el guion de tu vida. Él no eligió ese beso, ese beso se lo impuso el destino. Y la novela es también, toda en clave de humor, una sátira o una caricatura más o menos exagerada o esperpéntica sobre el Perú de estos días que corren", señaló.

"Yo quise hacer una caricatura del Perú, pero nada más llegar a Lima el lunes y leer los periódicos, veo que aquí la realidad siempre desborda la ficción", dijo el conductor que radica en Miami.

"'Pecho Frío' es un viaje, una montaña rusa, sobre la fama en el Perú, sobre el poder en el Perú, y de qué manera enmoderada, viciosa, se usa la fama y se usa el poder en el Perú", concluyó.

Desayunos de Correo

Lo más leído