Arigato, Don Humberto

“Costanera 700 nace hace más de 40 años en San Miguel (...) En este rubro, donde las aperturas y cierres de negocios se dan a diario, hay que hacer las cosas muy bien para mantenerte por esa cantidad de tiempo”
Arigato, Don Humberto

Arigato, Don Humberto

14 de Octubre del 2018 - 19:46 » Textos: Ignacio Barrios (@ignaciobarriosj) » Fotos: Enrique Castro Mendívil

Me pregunto si cuando Humberto Sato abrió un pequeño restaurante en La Parada, habría imaginado la repercusión que iba a tener él como persona en el futuro de la gastronomía peruana y en la formación de nuevos cocineros. Humberto falleció ayer y, probablemente, es una respuesta que nunca sabremos, pero yo creo que no tuvo cómo darse cuenta de lo importante que iba a ser para nosotros. Alguien que empezó a cocinar por necesidad y, como él mismo dijo en algún momento, sin mucho éxito al inicio, pudo realmente trazar un camino para futuras generaciones.

Tuve la suerte de poder conocer a Humberto personalmente hace algunos años en Madrid. Yo cocinaba en Astrid y Gastón y fue invitado a Madrid Fusión como parte de la delegación peruana. Él permaneció casi todo el día en el stand de Perú, donde nosotros estábamos encargados de la comida. Era una persona que, después de haber dedicado su vida a revolucionar la cocina, estaba más que contenta de compartir sus experiencias con chicos que nunca lo habían conocido, y con cualquier persona que pasaba por ahí y se animaba a saludarlo. Recuerdo haber tenido varias conversaciones con él durante esos dos o tres días, siempre con un súper buen humor, sencillo y con muchos consejos. Creo que al saber que su mítico restaurante Costanera 700 estaba en buenas manos (sus hijos Humberto, Franco y Yakir están encargados del servicio, de la parte financiera y de la cocina hace ya algunos años), él decidió no solo aportar cosas a su negocio, sino a otras personas.

La historia de Costanera

Es muy interesante, porque es un restaurante que nace de una manera y acaba de otra completamente diferente. Es eso lo lindo que tiene la gastronomía, ver cómo los conceptos van cambiando, pero poco a poco y finalmente quedan con nosotros por más de lo que uno se imagina. Costanera 700 nace hace más de 40 años en San Miguel, pero desde hace más de 10 está ubicado en Miraflores, en una linda casa frente al Malecón de la Reserva. En este rubro, donde las aperturas y cierres de negocios se dan a diario, hay que hacer las cosas muy bien para poder mantener una empresa a flote por esa cantidad de tiempo.

Costanera, con Humberto a la cabeza, se mantuvo como un referente de la cocina nikkei y de los pescados y mariscos en Perú. ¿Imaginan un restaurante con más de 40 años liderando los rankings locales de restaurantes? En los premios Summum, que se entregaron hace unas cuantas semanas, Costanera obtuvo el segundo premio en la categoría principal, mejor restaurante del año; el primer puesto en la categoría de pescados y mariscos, y el tercer puesto en la categoría de cocina nikkei. Unos logros realmente alucinantes. Uno de los padres de la cocina nikkei (para mí, junto con Toshi son los más importantes), pero que nunca dejó de estar vigente.

Solo me queda, como cocinero, agradecerle a Humberto por todo lo que nos dio. No solo esos magníficos platos, sino especialmente por su ejemplo para nosotros. Vamos siempre a verlo como una gran persona y una figura de la cocina peruana.

Lo más leído