El corazón de MISTURA

22 de Octubre del 2014 - 15:36

Hoy, el Perú, más que nunca, está en boca del mundo entero. Paladares extranjeros disfrutan de un ají de gallina tanto como un arqueólogo lo hace de los muros incas. Y este es el sello que caracteriza a la feria gastronómica Mistura 2013, cuyo recital de sabores y diversidad de ingredientes se hallan reunidos en un solo espacio: El Gran Mercado.

El Gran Mercado, que reúne alrededor de 400 productores nacionales, tiene entre sus atractivos una vitrina donde el público podrá apreciar la llamada "huella hídrica" de los productos. Es decir, la cantidad de agua que necesita un alimento, por ejemplo una zanahoria, para desarrollarse. Esto como parte del homenaje al agua y a nuestros recursos hidrobiológicos.

"Es importante que el peruano sepa apreciar el pisco en su estado puro, sepa saborearlo y consumirlo como tal para darle el lugar que merece en nuestras mesas", destaca una vez más Flavio Solórzano.

La propuesta del Gran Mercado va más allá de brindar productos de calidad, también cumple un objetivo educador: dar a conocer los alimentos, revalorar la agricultura y promover el cuidado de todos los productos oriundos que dan origen a los exquisitos platillos que llegan a nuestra mesa. De esta manera, campesinos, cocineros y comensales se unen por un sentimiento que va más allá de la pasión: la responsabilidad.

Lo más leído