Temas

“Encuentros”

El chef mexicano Emilio Macías fue el encargado de revelar su aporte a la cocina de la región. Evento gastronómico une a Bolivia con Latinoamérica
“Encuentros”

“Encuentros”

24 de Marzo del 2017 - 14:03 » Textos: Jimena Agois @agoisfoto » Fotos: Jimena Agois @agoisfoto

Hace unos días tuvo lugar en Bolivia la tercera edición de “Encuentros”, evento realizado en la ciudad de Santa Cruz y por primera vez en La Paz. Esta interesante iniciativa, organizada por el periodista gastronómico Javier Masías y con la colaboración de la chef boliviana, pero radicada en nuestro país, María Paula Baldiviezo, ha sido posible gracias al empresario Samuel Doria Medina, del restaurante Jardín de Asia y del hotel Los Tajibos, este último un ícono de la hotelería boliviana.

“Encuentros” tuvo en esta edición como invitado al reconocido chef mexicano Emilio Macías con su proyecto El Diablito, del que ya hemos hablado en este diario debido a su éxito en la última edición de Mistura y porque está próximo a abrir un local en nuestra capital. Como saben, Macías trabajó durante varios años junto a Diego Muñoz en el restaurante Astrid & Gastón y desde hace un tiempo viene realizando varias investigaciones entorno al maíz peruano, con el cual está realizando las tortillas que prepara para El Diablito. Son varias las cenas pop up que ha venido realizando en Lima, donde este concepto de tacos mexicanos invadió conocidos restaurantes, adaptando su propuesta acorde al local. Tal es el caso de Isolina, Osso e incluso Central.

El evento incluyó dos cenas, ambas realizadas en los locales del restaurante Jardín de Asia (primero en La Paz y luego en Santa Cruz). Constó de cinco tiempos que fueron elaborados por Macías en base a sus recuerdos de México, pero utilizando productos bolivianos como los cangrejos de tomatita, las almejas de agua dulce y especias o ajíes endémicos como la quirquiña. En la primera entrada, dichos cangrejitos se presentaron como chicharrón, servidos con mayonesa de chipotle y ralladura de cítricos. Un plato divertido, ya que se comía con la mano, como si fuese un plato de pop corn para picar. Siguió una crujiente y exquisita tostada de almejas de agua dulce, servidas con crema de rancho, salsa mexicana y cebolla bebé. El taco se presentó al pastor con piña asada, hierbas aromáticas, salsa bellaca y limón. La estrella del plato fue el paiche. Como plato de fondo pudimos degustar un lomo fino a la tampiqueña, servido con enchilada de mole poblano, frijoles, requesón y guacamole. Cerró la velada un postre llamado chocomezcal, hecho con tocino, sal de gusano y castañas de la selva. El maridaje de cócteles estuvo a cargo del reconocido mixólogo J. P. Cáceres.

El evento cerró con broche de oro con una conferencia dada gratuitamente por el chef Macías a los estudiantes de gastronomía de Santa Cruz, considerada hasta el momento la más exitosa de la historia de Bolivia, con más de 500 asistentes.