Maridaje de Navidad

22 de Octubre del 2014 - 22:54 » Textos: Karen Espejo

Variedad de carnes, sabores dulces, matices fuertes y tonos suaves. Todo se intensifica si hallamos la armonía perfecta entre comida y vino. Y qué mejor ocasión que hacer un buen maridaje para la cena navideña.

Patricia Guzmán, enóloga de la viña Concha y Toro, nos explica cómo ensamblar los platillos de esta fecha especial con los vinos de su línea Súper Premium, una elección de sus mejores uvas.

Juego sensorial. Si no ha hecho un maridaje antes, lo primero que puede hacer es imaginar. Elija algunos de sus vinos favoritos, vierta una pequeña cantidad en una copa. Gírela suavemente y sienta los aromas que se desprenden. Imagine con qué platos podría combinarlos, sea por similitud o por contraste, y disfrute. Aquí no hay reglas.

Tradicional. Para el típico pavo al horno, que lleva insumos como el ají panca y el ají amarillo, la enóloga recomienda un Marqués de Casa Concha Carmenere. "Este vino tinto tiene notas especiadas que remiten a la pimienta negra o al tomillo", detalla Guzmán. Y eso potencia los sabores de cualquier platillo condimentado.

Si su pavo navideño tiene más bien toques orientales, como sillao, azúcar y manzanas, la opción más adecuada será un Marqués Chardonnay. Una cepa blanca que guarda toda la frescura del mar por su origen sobre suelos cercanos al océano Pacífico.

Por sus notas florales y toques ácidos, según la especialista, este vino queda perfecto con las ensaladas navideñas de frutas.

Otras carnes. El restaurante del Club Country Hotel propone, por ejemplo, una cena a base de un cochinillo tierno al horno, asado al tomillo, con arroz árabe. Por la suavidad de la carne y el aroma de las hierbas, este platillo combina bien con la textura untuosa y elegante de un Carmenere, señala Guzmán.

Dulce obsesión. Para la enóloga, todo se puede maridar. Y hasta el infaltable panetón halla el matrimonio deseado con un Late Harvest de Concha y Toro. "Este vino dulce se trabaja con la cepa Sauvignon Blanc, lo que permite mayor frescura en la boca, y notas florales, de maracuyá y hasta de miel", señala.