Un plato de esperanza

23 de Octubre del 2014 - 05:02 » Textos: JAVIER BEDÍA

Si bien en esta causa la sazón principal no llega a nuestro paladar, sí es la que más alimenta nuestra esperanza. La receta es sencilla: más de cincuenta restaurantes donan un porcentaje de sus ganancias a una noble misión. La campaña "Restaurantes contra la Desnutrición", que culminará el 15 de julio próximo, entregará lo recaudado a un fondo para combatir la desnutrición crónica y la anemia infantil en las provincias ayacuchanas de Huanta y Vilcashuamán.

¿Cómo ayudar? En la carta de los establecimientos los comensales encontrarán platos, menús y bebidas etiquetados como "solidarios". Esto quiere decir que una parte del precio es destinado al fondo de ayuda. En este proyecto, promovido por la fundación internacional Acción contra el Hambre, participan reconocidos chefs como Gastón Acurio, Mitsuharu Tsumura, Pedro Schiaffino, Rafael Piqueras y Christian Bravo.

"El objetivo que tenemos trazado es presentar al país, en 2016, una primera provincia sin desnutrición, que sería Vilcashuamán", refiere Jimena Zapata, encargada de Responsabilidad Social Empresarial de esta fundación en el Perú.

Receta contra el hambre. En Ayacucho existen más de 32 mil niños, menores de 5 años, que sufren de desnutrición crónica, lo que representa el 38.8% del total de menores de la región. Además, el 52.9% de los pequeños (de 6 meses a 3 años) sufren de anemia, lo que significa que son más de 25 mil los afectados por este mal en esta región.

La organización planea hacer de esta acción una lucha continua.

"Al terminar la campaña, Acción contra el Hambre planea repetirla por lo menos cuatro veces por año. Lo que queremos es vincular a la población con las actividades que ellos mismos realizan en esta lucha contra la desnutrición", añade Zapata.

Los expertos en gastronomía y los empresarios que impulsan la iniciativa dejan en claro su preocupación, "porque no puede ser líder en gastronomía un Perú con desnutrición". Quedan pocos días para que culmine la primera parte de esta noble cruzada. Si sale a desayunar, almorzar o cenar, piense en uno de estos locales y conviértase en un comensal solidario.

Lo más leído